Con el proyecto Chavimochic, La Libertad alimenta al mundo

[PUBLICIDAD CONTRATADA POR EL GOBIERNO REGIONAL DE LA LIBERTAD] Reactivación de la 3ra etapa, cuya inversión asciende a los 750 millones de dólares, generará 300 mil empleos, dinamizará la economía y reducirá la pobreza

César Acuña, gobernador de La Libertad. Foto: Gobierno Regional de La Libertad

[PUBLICIDAD CONTRATADA POR EL GOBIERNO REGIONAL DE LA LIBERTAD]

César Acuña, al juramentar como gobernador de La Libertad, se comprometió a destrabar la presa Palo Redondo, paralizada 7 años, y culminar la tercera etapa, que incluye el canal madre desde Moche hasta Chicama. Ahora todo está encaminado para empezar la construcción y hacer realidad la fase final del proyecto de irrigación, gracias a la decisión política del Poder Ejecutivo.

Chavimochic es un proyecto de escala mundial, comparable con el proyecto de irrigación del valle central de California, de Estados Unidos. La primera y segunda etapas fueron construidas entre 1988 y 1997, con una inversión de 960 millones de dólares, para irrigar tierras eriazas en valles de Chao y Virú. En Perú y Latinoamérica no hay proyecto de irrigación más grande que Chavimochic.

Aparte de generar ingresos al fisco de 2 mil millones de dólares anuales, para hacer más obras públicas y generar miles de empleos, el proyecto hoy cobra fuerza por ser la mejor alternativa para contribuir con la seguridad alimentaria del Perú y reactivar la economía.

Los pasos históricos para hacer realidad la culminación de Chavimochic fueron la firma del contrato entre Perú y Canadá por la modalidad de Estado a Estado (G2G), para ejecutar el saldo de obra de la presa Palo Redondo, que registra un avance del 70%, e instalar la tercera línea del sifón Virú; y la firma del convenio con Pro Inversión para ejecutar el último tramo del canal madre.

Relacionadas