Popeyes asegura que Municipalidad de Lima no halló roedores en su restaurante

A través de un comunicado la empresa sostuvo que la rata provenía del exterior

Popeyes se pronunció por clausura temporal.

La empresa Popeyes emitió un comunicado sobre la clausura temporal de su restaurante ubicado en el centro comercial Real Plaza del Centro Cívico de Lima, en donde un ciudadano denunció la presencia de una rata.

“Después de que la Municipalidad realizará su inspección, determinó que no había presencia de roedores en el local, ni restos que supusieran existencia de los mismos. El cierre no ha sido por este motivo, sino por problemas mínimos en la infraestructura del local”, se lee en el escrito.

[LEE: Popeyes: local del Centro Cívico fue clausurado tras hallar roedor]

Según Popeyes, la rata no estaba dentro del local. “El roedor provenía del exterior, es decir de las calles aledañas al centro comercial, e ingresó a la terraza de nuestro local debido a que este ambiente se ubica cerca a estas calles”.

Finalmente la cadena de restaurantes asegura que cumple con todos los certificados de sanidad, excediendo inclusive los requerimientos legales. Además se compromete a colaborar con las autoridades en las investigaciones que se vienen desarrollando.