Peter Ferrari: comprometedores audios confirman vínculos con la minería ilegal

En  las conversaciones habla con sus socios, proveedores y clientes, sobre la exportación de oro proveniente de esta actividad ilegal

Allanamiento a locales relacionados a Peter Ferrari. Foto: captura de TV

En esta historia, una imagen y una frase quizás puedan decir más que cualquier otra cosa. Durante el allanamiento a los inmuebles vinculados a la investigación contra Pedro Pérez Miranda, conocido popularmente como Peter Ferrari, la Policía encontró una foto con una frase vinculada a la película “Cara Cortada”. 
 
Ahí donde debería aparecer el rostro de Al Pacino, vemos el semblante autosuficiente de Peter Ferrari. La leyenda dice en inglés: “¿En quién confío? Confío en mí”. 
 
 
Esta semana se efectuó el allanamiento a los inmuebles relacionados a la investigación que se sigue contra la supuesta organización criminal que lideraría Peter Ferrari, vinculada al presunto delito de lavado de activos provenientes de la minería ilegal. Un operativo que la Policía llamó Business III, negocios en inglés.  
 
Ingentes cantidades de dinero, soles, dólares, euros y hasta yenes. Vehículos y lingotes de oro, computadoras y numerosa documentación que busca cerrar un caso que está en curso desde el 2013. Eso fue lo que encontraron fiscales y policías durante la operación del martes. Se allanaron 29 viviendas ubicadas en 12 distritos de la capital. 
 
Cuarto Poder tuvo acceso al auto de allanamiento, elaborado por el fiscal Lizardo Pantoja a cargo de la investigación, pero por razones de reserva no lo haremos público. En el documento se especifica que las viviendas están a nombre o figuran como domicilio de personas vinculadas a la presunta organización de Ferrari, o a las empresas que habría formado para supuestamente exportar oro proveniente de la minería ilegal. Muchas de estas personas ya han rendido una declaración indagatoria ante el fiscal.
 
En el domicilio del ciudadano chino Feng Daya, la Policía encontró 29 mil soles, cerca de 9 mil dólares. Daya es investigado por supuestamente haber adquirido a través de una de sus empresas un inmueble vinculado a Gestión Inmobiliaria P & J Pérez, firma en la que las hijas de Ferrari aparecen como socias fundadoras. Según la fiscalía, esta transacción se habría dado para no identificar dentro de la investigación dicho inmueble como un activo de Peter Ferrari.
 
En la residencia que Peter Ferrari tiene en La Planicie, la Policía incautó vehículos. Entre estos, un Toyota y un BMW, pero nada comparado con los Porsche que le encontraron al empresario cuando fue detenido en enero de 2017. 
 
 
En la casa que figura como domicilio de Rodolfo Soriano Cipriano, otro de los comprendidos en la investigación, la Policía encontró lingotes de oro en una caja fuerte. Según la fiscalía, Soriano habría recibido en sus cuentas bancarias un total de 3 millones 700 mil dólares de la empresa Business Investments SAC, vinculada a Peter Ferrari, solo en el mes de mayo de 2012. Se trataría de un presunto proveedor de oro. 
 
En otros inmuebles, las personas mostraban algún tipo de resistencia a la intervención policial – fiscal. 
 
La orden de allanamiento, de más de 200 páginas, viene acompañada de la transcripción de audios, resultado de un seguimiento al teléfono 949726649, propiedad de Peter Ferrari, entre los meses de junio y julio de 2016, medio año antes de su detención. En estos audios, Pérez Miranda o Ferrari habla con sus socios, proveedores y clientes, hoy inmersos en la investigación. Para la fiscalía, las conversaciones telefónicas de este personaje no dejarían dudas respecto a la actividad a la que se dedicaba. El 21 de junio de 2016 dice lo siguiente en una conversación con un tal Omar.    
 


Transcripción 1

Fecha: 21/06/2016
Pedro: Aló. 
Omar: Pedrito, buenas tardes te habla Omar.
Pedro: Hola Omar ¿cómo estás? ¿Cuéntame? 
Pedro: (…) y tú sabes que soy uno de los grandes fuertes captando esa minería que ahora es ilegal, pero mañana va a ser bien formal y para legalizarle y comprarle hermano, nada más, porque hay producto, esa es la idea. 

Omar: Claro. 

 
Un día después, el 22 de junio, conversa con un tal “doctor” de las proyecciones del negocio, tras la disputada segunda vuelta electoral de ese año y cuando se sabía investigado por la fiscalía. 
 


Transcripción 2

Pedro: Acá no viene porque estamos advertidos, sabe que nosotros nos estamos parando bien, sabe que yo voy a… pero no avanza y jode y molestan, entonces hay que tener cuidado huevón, si no nos ponemos fuertes, vamos a dejar que sigan haciendo abusos e ir a atacar la fiscalía con todo y sacar ese oro que está arriba de una vez y hacer lobby con el nuevo gobierno para chambear con este gobierno que está listo para hacerlo. 
Doctor: Eso es lo que hay que hacer Pedro, sí, sí
Pedro: Hay que hacer más rápido las cosas (…) hay que buscar más abogados experimentados, chicos también, nuevos, hacer todo un lobby ahí, yo voy a financiar todo eso para que esos correr (…) y vamos a premiar a estos huevones… nuestra misión es sacar nuestro oro y salarlo la ley y agarrarnos con el gobierno para trabajar con el gobierno legal.

Doctor: Claro.

 
En estas conversaciones, incluso, se habla de la notaria de Jorge Velarde Sussoni, donde Peter Ferrari celebró numerosos actos jurídicos de adquisición de bienes inmuebles, vehículos, y otorgamiento de poderes. En uno de los audios, Peter Ferrari quiere cerrar una transacción y da a entender que tiene una oficina en esa notaria. 
 


Transcripción 3

Pedro: Aló cuñao…
NN: Aló ¿qué tal? Oe escúchame… este… tengo el Audi a la mano…
Pedro: Ya ¿cómo hacemos?
NN: No sé, tú dime, donde te lo puedo llevar.
Pedro: Estoy acá, en el GYM.
NN: ¿Estás en el GYM?
Pedro: Sí, sí. 
NN: Pero no vas… no me dijiste algo como que ibas a estar en la oficina.
Pedro: Sí, a las cuatro de la tarde, voy a estar en la oficina. Yo tengo ahí una, una oficina estudio que tengo ahí en la notaria de este Velarde que está en el tercer piso. Eso queda en Aramburú, si se ubica. 
NN: Ya, ¿a las cuatro vas a estar ahí? 

Pedro: Sí, sí.  

 
Buscamos al notario Velarde Sussoni, pero no quiso declarar para esta nota. Este operativo se da a tres meses de que venza la detención preventiva en contra de Pedro Pérez Miranda, Peter Ferrari. El hombre que parecía vivir en una fiesta permanente. Amante de los vehículos, los lujos y la buena vida y que sufrió un duro revés en enero de 2017 cuando fue detenido en su propia casa.
 
La investigación que comenzó en diciembre de 2013 con la inmovilización de 304 kilos de oro que iban a ser exportados a Estados Unidos, y que Peter Ferrari habría captado de la minería ilegal, hoy está por finalizar. Y el futuro para este señor de 58 años, no parece ser precisamente brillante.