Pedro Castillo: El primer viaje internacional del mandatario representando a los peruanos

El mandatario ha tenido más de un desliz en la Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños

Castillo realiza su primer viaje internacional representando a los peruanos. Foto: Cuarto Poder

El presidente Pedro Castillo realiza su primer viaje internacional representando a los peruanos. Su falta de experiencia, sin duda, le ha pasado factura; Castillo recién abre sus horizontes y este fin de semana inauguró pasaporte. 

Según el registro migratorio del jefe de Estado, solo había salido tres veces del país, las tres a Bolivia, un lugar al que los peruanos podemos entrar solo con nuestro DNI, como lo hizo Castillo. 

Por eso el viernes, Ciudad de Panamá fue el primer país que pisó como mandatario. Ahí bautizaron su pasaporte con su primer sello, dejó el sombrero chotano por un gorro deportivo y, en minutos, enrumbó a México, siempre acompañado de la primera dama, Lilia Paredes, que también inauguraba pasaporte.  

Ya en el DF, Castillo tuvo una reunión que no estaba en agenda, una sorpresa para muchos. Se juntó con una de las 10 personas más ricas del mundo, entre ellos el magnate mexicano Carlos Slim. 

Castillo le llevó un regalo a Slim, que es dueño de casi 180 empresas en el mundo. Multinacionales que también operan en nuestro país, siendo una del rubro Telecomunicaciones la más importante. Y de la que, sin duda, el maestro y el millonario, conversaron. 

Frente a 17 jefes de Estado, en la ceremonia principal de la Cumbre, Pedro Castillo hizo otro debut. Daba por primera vez en este tipo de reuniones un discurso. Mientras el mandatario se perdía en una lectura atropellada, quien más sufría era el secretario de Palacio de Gobierno, Arnulfo Bruno Pacheco Castillo, que parecía encomendarse con cada intervención.

Pero Arnulfo no se puede quejar, el sufrimiento valió la pena, ya que él también inauguraba pasaporte, según su registro migratorio.

Luego del discurso vino más de lo mismo: la foto protocolar, la foto oficial de las primeras damas, una reunión con Luis Arce, presidente de Bolivia, y la inauguración de una exposición en el Museo Nacional de Antropología, para cerrar el día con una simpática foto delante del monumento “Paraguas” de dicho museo.

Y la verdad es que un paraguas de ese tamaño necesitará el mandatario luego de las críticas a su discurso. Y necesitará uno más grande si repite el plato en Estados Unidos. Allí debe dar dos discursos, primero en Washington ante la OEA y luego en New York ante la ONU.