Metropolitano: Caos y aglomeración se registró en la Estación Naranjal

Los concesionarios suspendieron las operaciones de los buses alimentadores por falta de pagos

Además de la espera, los usuarios gastaron más de dinero habitual en sus viajes

Caos y aglomeración se registró en la Estación Naranjal del Metropolitano. La suspensión de los buses alimentadores generó desconcierto entre los usuarios, muchos de ellos esperaron por la llegada de estas unidades, hasta que se decidieron por emplear buses, cústers y combis.

“Toda la multitud de gente, acá no hay nada de distanciamiento social. Creo que acá las personas sanas, con enfermas, se pueden contagiar. Es todo un desorden”, dijo una de las usuarias que tomó un bus del servicio regular.

Además de la espera, los usuarios gastaron más del dinero habitual en sus viajes, pues tomaron unidades, distintas al servicio del Metropolitano.

Personal de la Autoridad de Transporte Urbano para Lima y Callao (ATU), así como agentes de la Policía, estuvieron en la Av. Túpac Amaru, para intentar poner orden, pero poco pudieron hacer.

Los concesionarios del Metropolitano paralizaron las operaciones de los buses alimentadores, tanto en la estación Naranjal, como la de Matellini. Exigen el pago acordado con el Gobierno.

Mientras que la ATU solicitó la estructura de costos de cada concesionario, antes de realizar el desembolso y les solicitó reanudar las operaciones de los buses alimentadores.