Mercedes Aráoz afirma que todavía sigue siendo vicepresidenta

Mercedes Aráoz descartó que vaya a postular a las elecciones congresales de enero de 2020

Mercedes Aráoz afirma que todavía sigue siendo vicepresidenta

Mercedes Aráoz. Foto: Congreso

Luego de que hace un mes Mercedes Aráoz presentara su renuncia al cargo de vicepresidenta y su situación aún no haya sido regularizada, aseveró que continúa ejerciendo ese cargo.

Aráoz Fernández coincidió así con la posición de la ministra de Justicia, Ana Teresa Revilla, quien señaló que sigue siendo vicepresidenta, pues su renuncia fue presentada ante un Parlamento disuelto.

“Ante la falta de un pleno [del Congreso], todavía sigo siendo vicepresidenta. Lo dijo la ministra [de Justicia] y estoy cumpliendo lo que cabe ahí, nada más, pero como el único mandato es […] del presidente, no lo estoy reemplazando. Vale la pena recordar que la vicepresidenta no gana ningún sueldo”, afirmó Aráoz a Correo.

“He presentado la renuncia, pero mientras no haya nadie que la acepte, no puede regularizarse. Eso fue el análisis que ha hecho la ministra y concuerdo con ella”, detalló Mercedes Aráoz.

En otro momento, descartó que vaya a postular a las elecciones congresales extraordinarias de enero de 2020, y señaló que, al no recibir sueldo, tiene “que trabajar para poder vivir”.

“Ese es el problema, soy vicepresidenta, no gano un sueldo y tengo que trabajar para poder vivir. No hay, probablemente, incompatibilidad. No sé, eso tengo que resolverlo”, dijo Mercedes Aráoz.

Finalmente, al ser consultada sobre la admisión por parte del Tribunal Constitucional de la demanda competencial presentada por el presidente de la Comisión Permanente, Pedro Olaechea, refirió que fue lo más conveniente.

“Creo que es lo más conveniente para que se aclaren estas cosas. Había dudas, pero queda claro que había dos posiciones, o dos interpretaciones, por lo menos en esta escena”, afirmó Aráoz.

LEEMinistra de Justicia: Mercedes Aráoz continúa siendo la vicepresidenta

LEEDisolución del Congreso: Mercedes Aráoz y su accidentado papel durante la crisis