Madre Mía: dos exsoldados señalan a Humala como el 'capitán Carlos'

Los dos hombres aseguran que cometieron crímenes durante el tiempo que sirvieron en la base Madre Mía

Madre Mía: dos exsoldados señalan a Humala como el 'capitán Carlos'

Ollanta Humala. Cuarto Poder / Foto: Congreso

“Mis muertos le siguen apretando”, esa es su frase. No quiere borrar su pasado pero necesita contarlo para sentirse aliviado si es que eso es posible. Entró a cumplir el servicio militar obligatorio a  la base contrasubversiva de Madre Mía cuando tenía 17 años y  estuvo varios meses  bajo las órdenes del ‘capitán Carlos’, al que reconoce como Ollanta Humala Tasso.

[LEE: Madre Mía: Ollanta Humala niega violaciones de derechos humanos]

Asegura que  pasó de no haber matado a un perro a degollar  personas. Aunque conocemos su identidad, por razones de seguridad, lo llamaremos por su alias: ’Anchoveta’. Además ya declaró ante la fiscalía.

Según su relato, hasta las sirenas tienen cosas que contar de Madre Mía. Habla también de la sociedad criminal entre el polvo blanco y el uniforme, entre los narcos y la base.  

Se le preguntó por el caso de la desaparición  y asesinato de Natividad Ávila y de su esposo Benigno Sullca, el único caso de lo sucedido en la base por  el que se le ha juzgado y absuelto a Ollanta Humala Tasso. Asegura que no recuerda, que nunca supo los nombres de las personas que asesinaban.  En Madre Mía cumplió 18 años y para entonces ya era experto en el arte de ‘chifar’.

[LEE: Caso Madre Mía: testigo Jorge Ávila denunció que es víctima de amenazas]

Lo que vio, hizo y según su versión, le obligaron a hacer en Madre Mía fue tan brutal que cuando salió de la base necesitaba sangre para sentirse seguro. Lo verbaliza ahora a sus 42 años, siendo padre de dos hijos y habiendo pasado muchos años solo trabajando en la chacra.  

Mucho de lo que cuenta lo ratifica ´Manzanita’, su promoción en Madre Mía, quién también recuerda otros hechos de terror. Lo llamaban ‘Manzanita’ porque cuando entró a la servir a la base tenía 16 años, el fusil era más grande que él y siempre caminaba sofocado y en su cara era perenne las chapas en los mofletes.

Él estuvo en Madre Mía de diciembre de 1991 a noviembre de 1992. Buen tiempo también bajo las órdenes del ‘Capitán Carlos’. De él tampoco se dirá su nombre porque ya está bajo la custodia de la fiscalía.  

‘Manzanita’ estaba en la Patrulla 1 del batallón de Madre Mía. Lo que todavía no digiere su conciencia es la violación de tres mujeres, dos adultas y una niña y como quemaron vivo a un detenido. Asegura que todo sucedió en una incursión en la zona de cerro azul en 1992 cuando Ollanta Humala Tasso estaba al mando de la base.

[LEE: Caso Madre Mía: Congreso aprobó creación de comisión investigadora]

Pero aquí no terminan sus testimonios. ‘Manzanita’ asegura que alguien llegó a casa de su hermano y dejó un papel con instrucciones porque había sido citado a declarar como testigo en el caso Madre Mía. La fiscalía no lo encontró pero al parecer otros dieron con su familia.

Insiste en que nunca se enteró de la citación a la fiscalía y que nunca llamó tampoco a ninguno de los teléfonos que le dijeron los supuestos emisarios del ‘Capitán Carlos’.

Su promoción dice que sí, que a él  lo buscó y lo encontró ‘Chicho’ al que reconoce como Amílcar Gómez Amacifuen.  Hombre que acompañó a Humala Tasso desde Madre Mía pasando por Locumba y hasta llegar a la presidencia.

En su momento Gómez Amacifuen fue denunciado y procesado por la presunta compra de testigos en el caso de la desaparición de Avelina Ávila y su esposo, el Poder Judicial lo absolvió en el 2012. ‘Anchoveta’ cuenta que ‘Chicho’ lo contactó, le dejó un teléfono y lo convenció para viajar a Lima para hablar sobre Madre Mía. Trayecto que hizo hasta en 9 ocasiones. Reconoce que le pagaron entre 500 y 1000 soles cada vez que viajaba.  

Sus historias no prescriben porque de comprobarse legalmente que son ciertas constituyen violaciones a los derechos humanos.

[LEE: Humala sobre caso Madre Mía: "Estoy con la conciencia tranquila"]

Frente a estas denuncias y como corresponde se buscó la respuesta del expresidente Ollanta Humala Tasso, pero sus representantes dijeron que no iba a prestar declaraciones hasta que no fuera citado por la fiscalía.

Al expresidente solo se le ha investigado por la desaparición de Natividad Ávila y Benigno Sullca, el caso se sobreseyó en el 2009. Humala Tasso fue declarado inocente de los cargos. Ahora con los nuevos testimonios que han ido apareciendo se podría reabrir ese caso cerrado aunque legalmente no es tan fácil porque es cosa juzgada.