Hermana de estudiante asesinada: "Yo sé que él ha sido, sé de lo que es capaz"

Rosmeri Alva dijo que en la última comunicación que tuvieron estaba "nervioso y distraído"

Rosmeri Alva, hermana de la mujer asesinada. Foto: captura de TV

El testimonio de Rosmeri Alva, hermana de Marisol Estela Alva, la nueva víctima de feminicidio que fue enterrada en un cilindro en Villa El Salvador, es clave para las investigaciones de este horrendo caso.

Según contó a medios de prensa, las actitudes del principal sospechoso del asesinato, Luis Estébes Rodríguez, siempre lindaron con lo violento y lo patológico. No tenían una relación sana y de por medio había un préstamo de dinero que él se negó a pagar.

Incluso aseguró que una vez, para evitar que Marisol viaje a Cajamarca a ver a su familia (era celoso al extremo, cuentan), habría enviado a unos hombres a robarle justo un día antes de partir. "Todo fue muy sospechoso", ha dicho.

Y que un día después de que a Marisol le quitaran el dinero y su ropa y tuviese que suspender el viaje, lo "secuestraron" y pendiente del hecho tuvo que estar ella. Al final no pudo ir a ver a los suyos. 

Marisol pidió un préstamo de 30 mil soles a su tía para poner un negocio, pero el dinero terminó prácticamente en manos de Luis Estébez quien lo usó para comprar implementos para una pastelería que tiene. Nunca quiso devolver el dinero.

Transcribimos la declaración de Rosmeri Alva:

"Él estaba haciendo sus papeles para irse a África por cinco años. Mi hermana había pedido un préstamo a mi tía de 30 mil soles para poner el negocio. Él quería poner el negocio con mi hermana, no quería dejarla".

"Él estaba nervioso, distraído. Decía no me mientas, tu hermana está con ustedes. Pero yo sabía, más o menos. Mi mamá ya se imaginaba. Yo siempre lo veía. Una vez él se fue a Cajamarca siguiéndola a mi hermana, incluso en un lugar apartado, hasta ahí se fue siguiéndola".

"Yo sé que él ha sido, él es el único sospechoso. Y la plata que pague. Porque todo el préstamo que ha invertido, (ha sido) para que construya su casa".

"Sé de lo que es capaz él, tiene conocidos, amigos, bandas que lo apoyan. A nosotros también nos pueden hacer daño. La pastelería donde trabajaban era de él y de su familia, con la plata de mi tía se compró sus máquinas, con el préstamo".

"Él se cerró con todas las máquinas y ya no quería pagar el préstamo. A mi tía le decía que ya no, que quería pagarle".

"Era violento. A mi hermana no la quería dejar, la perseguía, si se iba conmigo le decía: te has ido con tu marido, ¿no?. La celaba con otros hombres, y él es el único (responsable) porque ella siempre le fue fiel a él".

LEEInforme final de Ética recomienda sancionar por 120 días a Moisés Mamani

LEEMoisés Mamani: legislador no acudió a citaciones en Fiscalía del Callao