Fuerza Popular: colaborador eficaz reveló cómo funciona cúpula del partido

Según el colaborador, todo el proceso acusatorio que se siguió en el Congreso contra César Hinostroza fue una farsa

Fuerza Popular: colaborador eficaz reveló cómo funciona cúpula del partido

Colaborador da detalles de cómo funciona Fuerza Popular.

¿Cuál fue la relación que Keiko Fujimori y Fuerza Popular establecieron con el juez César Hinostroza?, ¿Por qué el actual fiscal de la Nación, Pedro Chavarry aparece en esta ecuación?, ¿Quiénes tomaban las decisiones junto a la lideresa fujimorista y sus asesores Ana Herz y Pier Figari

Las respuestas parecen tenerlas los colaboradores eficaces de la investigación conocida como el caso cocteles. Testimonios que obran en la solicitud de prisión preventiva que el Ministerio Público ha presentado contra Fujimori y otros integrantes de su agrupación política. 

El 15 de octubre pasado, cinco días después de que Keiko Fujimori fuera detenida, el colaborador N° 2017-55-7 habló y bastante. 

“Me presento a su despacho a fin de brindar información sobre el funcionamiento del partido político Fuerza Popular, anteriormente denominado Fuerza 2011, y la estructura al interior de éste sobre cómo opera una organización liderada por Keiko Sofía Fujimori Higuchi y otras personas que mencionaré”. 

El colaborador comienza asegurando que el partido es manejado ‘en la sombra’ por Keiko Fujimori y sus asesores Ana Herz, Pier Figari y Vicente Silva Checa

Todos los lunes, por la mañana, esta cúpula se reúne con los congresistas del partido en el Parlamento, entre estos los congresistas Micky Torres, Úrsula Letona, Cecilia Chacón, Rosa Bartra, Luis Galarreta, Héctor Becerril, entre otros. En estas reuniones de los lunes, que se realizan tanto por la mañana como por la tarde, la cúpula y estos parlamentarios se ponen de acuerdo en torno a la agenda que la bancada ya en pleno tratará en el Congreso.

“Esto lo hacen con el único objetivo de aprobar lo que ellos quieren y manejar a todos los congresistas”, dice el colaborador. Las cosas se dieron de esta forma desde el 2006, con un quiebre fundamental luego de la adulteración de los audios del piloto Jesús Vásquez quien había acusado a Joaquín Ramírez de lavar dinero del fujimorismo en Estados Unidos. 

“Desde el escándalo de los audios de Joaquín Ramírez sobre el piloto Jesús Vásquez se dieron cuenta que era necesario tener más jueces y fiscales amigos, y también amigos en el Consejo Nacional de la Magistratura, esto en un intento de ir construyendo y manipulando las posibles demandas contra Fuerza Popular, contra Keiko Fujimori y contra los miembros de esta organización. Es decir, poco a poco ir copando tanto el Poder Judicial como el Ministerio Público”.

El colaborador sostiene que esta decisión pasaba estrictamente por la cúpula integrada por Keiko y sus asesores. Una muestra de esto, fue la forma en cómo actuó el fujimorismo en la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales cuando se revisó el caso del juez César Hinostroza. 

Según el colaborador, todo el proceso acusatorio que se siguió contra Hinostroza en el Congreso, fue una farsa. Los fujimoristas, al parecer, habrían permitido que Oracio Pacori, de Nuevo Perú, llevará a cabo el análisis de las denuncias, para que la opinión pública no pensara que iba a haber un favorecimiento expreso. 

“Esto se dio así porque buscaban guardar las formas y no levantar sospechas sobre algún tipo de favorecimiento al juez Hinostroza y demás denunciados”.

Una historia diferente se dio cuando la denuncia llegó a la Comisión Permanente, donde sí se produjo el blindaje a favor del controvertido juez. 

“En el debate de la comisión permanente es donde nuevamente hacen los descargos los denunciados, después del debate al pasar a la votación, la vocera de Fuerza Popular, Úrsula Letona, repentinamente cambia la decisión tomada en la sub comisión de acusaciones constitucionales para votar en contra de la inclusión del delito de crimen organizado”.

“Este cambio repentino es digitado por la cúpula integrada por Keiko, Ana, Pier y Vicente ya que Fuerza Popular y sus integrantes estaban siendo investigados por crimen organizado. Buscaban en primer lugar, desnaturalizar esta figura de crimen organizado; y, en segundo lugar, querían congraciarse con el Juez Hinostroza ya que al tener éste muchos vínculos y poder en la Corte Suprema, querían que cuando las investigaciones y procesos que se hacen a Fuerza Popular lleguen a la Corte Suprema, estas pierdan el peso específico y se puedan caer”. 

Este testigo de excepción del teje y maneje fujimorista le dijo al fiscal que la decisión sobre Hinostroza fue una orden de la cúpula fujimorista ya que es una costumbre que las cosas se manejen así en ese partido político. Puso como ejemplo, el accionar de la congresista Úrsula Letona en la Comisión de Justicia cuando se discutían los proyectos de ley del ejecutivo sobre la reforma del Consejo Nacional de la Magistratura. Algo que fue registrado por las cámaras. 

La mencionada congresista recibe una llamada telefónica e indica inmediatamente a los demás miembros del partido que se abstengan, dándoles una orden.

En otro momento, el colaborador relata los pormenores respecto a la supuesta reunión entre Keiko Fujimori e Hinostroza. La del audio de la ‘señora K’. 

Ante los fiscales, sostuvo que, en los primeros días de agosto, el presidente del Congreso, Daniel Salaverry, le comentó que existió una reunión entre el congresista ‘Miki’ Torres y el juez Hinostroza, por orden de Keiko Fujimori. 

“El congresista Daniel Salaverry contó que esta reunión fue para establecer un acercamiento con el juez Hinostroza y preparar el camino para una segunda reunión o posteriores reuniones ya con la participación de Keiko. Cuando ya salieron los audios, el congresista ‘Miki’ Torres explicó que esta reunión fue para un proyecto de ley, lo cual es irregular porque cuando se necesita la opinión para un proyecto de ley esto se hace de forma institucional, salvo que se quiera hacer un proyecto de ley con nombre propio”, refirió.

“Los que conocen más a detalle estos temas y quienes establecieron los vínculos con el juez Hinostroza son la congresista y vocera de Fuerza Popular Úrsula Letona y el congresista y subsecretario general de Fuerza Popular, ‘Miki’ Torres, ya que ellos son abogados”, agrega.

Otro colaborador, el 2017-55-4, confirma estos hechos y va un poco más allá. Asegura que en efecto sí hubo una reunión entre Keiko Fujimori y el juez Hinostroza, además de la que sostuvo con Micky Torres. Este testigo asegura que Hinostroza quería ser presidente del Poder Judicial a partir de 2019 y que para eso buscaría el apoyo del fujimorismo, beneficiando a Keiko Fujimori en el plano judicial. Como se recuerda, la sala de Hinostroza concedió el recurso de casación que Fujimori presentó para impedir la continuación de las investigaciones del fiscal Pérez. Luego del escándalo de los ‘Cuellos blancos’, el Poder Judicial desestimó esto. 

“César Hinostroza, mientras almorzábamos, le comentó a Camayo que se había reunido con la señora Keiko Fujimori y que la señora Keiko Fujimori se había quedado impactada con sus altos conocimientos (…) es por ello que César Hinostroza se jacta de tener poder, ya que había llegado a conocer a la lideresa de Fuerza Popular, y al momento de contar este encuentro alzaba los brazos”, indica.

En otro momento, el colaborador 20017-55-7 asegura que la denuncia constitucional que el fujimorismo presentó en noviembre del año pasado contra el entonces fiscal de la Nación Pablo Sánchez fue para amedrentarlo y conseguir que las investigaciones en contra de Fuerza Popular bajaran de intensidad. Una respuesta al allanamiento a los locales de ese partido, producida el año pasado.

El actual fiscal de la Nación, Pedro Chavarry, también es mencionado. El fujimorismo lo iba a apoyar en su designación con el objetivo de que sacará de la investigación al fiscal José Domingo Pérez, a quien califican de ‘complicado’ e ‘intolerante’. Keiko Fujimori dio la orden de que lo apoyaran. 

“Ella hizo un comentario en las reuniones del comité político, de las que se realizan los días lunes, indicando que Chavarry debe ser el nuevo fiscal de la Nación”, refirió.

El colaborador eficaz refiere que una muestra de este apoyo político hacia Chavarry se dio con la decisión de no acumular las denuncias constitucionales en su contra, que se revisaban en el Parlamento y que luego fueron archivadas con los votos del fujimorismo. 

“La intención del partido (…) es ir tramitando individualmente las denuncias, con la finalidad de tener presionado al fiscal Chavarry, con la finalidad de obtener beneficios futuros en el Ministerio Público (…) específicamente las tramitadas en el despacho del fiscal José Domingo Pérez”, dijo.

Según el colaborador, el fujimorismo interpretó que la salida de Erika Delgado, fiscal adjunta en la investigación contra Fuerza Popular, promovida por Chavarry, era una señal de reciprocidad por parte del fiscal de la Nación.

Además, no hay que olvidar las conversaciones del chat de las conversaciones fujimoristas y que llevaban con nombre ‘La Botica’, en el cual Keiko Fujimori ordena a los fujimoristas apoyar al actual fiscal de la Nación. Aquí se habla también de manera despectiva del fiscal José Domingo Pérez. Chávarry por su parte ha rechazado cualquier pacto bajo la mesa.

Esto es lo que dicen los colaboradores eficaces sobre la relación entre el fujimorismo y los personajes vinculados a los ‘Cuellos Blancos’. Información que complica severamente la situación de Keiko Fujimori y su cúpula de poder, esto, en palabras de alguien que ha estado muy cerca de ella.

LEE: Daniel Salaverry estaría pensando en renunciar a la bancada de Fuerza Popular

LEE: Caso cócteles: detalles de cómo se habrían realizado los presuntos aportes fantasmas