Las frases más destacadas de la política peruana en 2018

El 2018, año que se va, ha sido políticamente tan accidentado que nos deja como herencia navideña algunas de las frases más entrañables

Frases que marcaron el año que nos deja. Foto: Captura de TV

El 2018, año que se va, ha sido políticamente tan accidentado que nos deja como herencia navideña algunas de las frases más entrañables y delatoras del debate nacional: destapes del inconsciente. 

Una vez defenestrado el expresidente Pedro Pablo Kuchinsky con la revelación de los Mamaniaudios, se escuchó una frase cuando se negociaba los votos; una que llamó la atención fue: “ya sabes cómo es la nuez”. Un episodio que significó no sólo la caída de PPK, sino también el desafuero de Kenji Fujimori, complejizando aún más el enfrentamiento familiar del clan. “Keiko, felicitaciones. Aquí tienes mi cabeza en bandeja”, le dijo.

Don Alberto Fujimori, visiblemente afectado por la posibilidad de que le anularan el indulto, aportó su cuota desde una cama de la clínica Centenario: “Por favor, no me usen como arma política porque ya no tengo fuerzas para resistirlo”.

Ya con Vizcarra en la Presidencia fue otro presidente, el del Congreso, por entonces Luis Galarreta, quien derramó lisura y chavismo al responder con una respuesta no requerida la pregunta de un reportero radial. “Vamos a aprobar una ley para que saquen la publicidad de algunos medios mermeleros”, mencionó.

Pero en el camino, fue el congresista Héctor Bécerril y su manoseado hit “Nadie me va a amilanar”, ante los cuestionamientos en su contra, quien le robó el disco de oro, incluso al 
doctor Rock. ”A mí nadie me va a amilanar”.

Después, en setiembre, sería el prófugo Alejandro Toledo quien aportó lo suyo en esta lista, internacionalizando su criollada ante la justicia cuando fue abordado en un restaurante, muy a su estilo respondió derramando lisura.

Antes de que empiecen las dificultades judiciales para la lideresa de Fuerza Popular, nos dejó una frase digna de los anales peruanos de la filosofía política de manual: “Las mentiras también hay que entenderlas en su propio contexto”, manifestó.

Y en plena campaña por la Alcaldía de Lima fue el candidato Manuel Velarde, quien se ganó una mención honrosa en este compendio de frases memorables con una troleada de campeonato, al hijo del mejor alcalde de todos los tiempos: “Voy a investigar a tu papá”.

Y con el caso Lava Juez, complementando la dolorosa novela de Odebrecht llegaron luego las frenéticas resoluciones de prisiones preventivas del Juez Richard Concepción Carhuancho.

Es en esta coyuntura, donde aparece la enorme figura de Mark Vito, Arjona se quedó chico ante el apasionado esposo de la lideresa de Fuerza Popular, ya sea desde un balcón o en una audiencia judicial, las proclamas poéticas se imponían ante la dificultad. Frases inolvidables sobre el amor y otros demonios: “Este dolor que siento y las lágrimas de mis hijas van a ser nuestra gasolina para seguir adelante”.

Tras recordar el “estoy Chihuán” que el pueblo catapultó a partir de las declaraciones que sobre su sueldo hizo la congresista Leyla Chihuán no quedaron en el olvido; sin embargo, fue el excandidato presidencial César Acuña, quien esbozó una genialidad en materia de autoayuda para todos: “Una persona es feliz cuando logra su felicidad”.

Después, ya casi terminando el año, Alan García regresaría al Perú para acudir a su enésima citación judicial, y ante las nuevas acusaciones referidas a que fue Odebrecht quien le habría pagado por una conferencia magistral, puso en manos del empirismo su complejo destino. Tal vez la mejor frase del año que se va: “Demuéstrenlo pues, imbéciles”.

Luego vendría el impedimento de salida del país al ex presidente, quien regaló otra frase: “Para mí no es ningún castigo o deshonor estar permanentemente en mi patria”. La coronación vino con el asilo y cuando esta estrategia fracasó, fue el propio embajador de Uruguay, quien con una frase nos liberó de la espera: “Volvemos a la paz, quedan liberados”. 

Antes de que llegue la Navidad, fue el rebelde presidente del congreso, Daniel Salaverry, quien a punta de frases memorables, más por el contexto que por su ingenio, explicando el cumplimiento de una sentencia del Tribunal Constitucional se ganó su participación en esta lista que se termina: “Congresista Salgado, aquí no estamos en el local del partido, respete usted”.

Pero antes, nos quedamos con el humor de la congresista Úrsula Letona, en esa misma sesión, en la que se trataba el tema de las nuevas bancadas parlamentarias cuando aseguró ser una parlamentaria independiente, generando la risa de los legisladores.

Frases más, frases menos, siempre hay un Arjona, un filósofo de chifa, un demócrata de oficina, un estadista de escritorio y un noble humorista de corbata, dentro de los golpeados corazones de los notables políticos peruanos. ¡Feliz Navidad!

LEEKenji Fujimori a Keiko: "Felicitaciones, aquí tienes mi cabeza en bandeja"

LEEGalarreta: "Vamos a aprobar ley para que saquen publicidad de medios mermeleros"

ETIQUETAS: