Fiscalía y PNP capturaron a traficantes de madera pero jueces liberaron a sus cabecillas

Una investigación de tres años desarticuló a la banda Los hostiles de la Amazonía, pero el rumbo del proceso peligra

Foto: Cuarto Poder

Luego de tres años de investigaciones, la Diviac y los fiscales anticorrupción de Madre de Dios lograron desarticular a la organización criminal Los hostiles de la Amazonía, que tiene vínculos con 21 funcionarios del Estado en Madre de Dios.

Ellos se dedicaban a traficar con madera ilegal y pese a las pruebas de los pagos de cupos que hacían a funcionarios del gobierno regional, Sunat, Fiscales y PNP, el juez encargado del caso, Paul Campos, liberó al cabecilla, dos fiscales y un comandante.

La presunta cabecilla, Edith Huaricancha, a la que se le oye coordinando cupos con funcionarios y con otros miembros de la mafia también está libre incluyendo al comandante de policía Hugo Florián, jefe de la división del medio ambiente.

La tala ilegal representa una pérdida económica de 300 millones de dólares al año, gran parte de la madera ilegal es extraída de zonas de conservación que son comercializadas en el sur del país. 

El daño ecológico que deja esta actividad ilícita es criminal y lamentable que haya personas coludidas con mafias para hacer que este sistema continúe.

La lucha emprendida por los fiscales anticorrupción y agentes de la Diviac podría venirse abajo por las decisiones judiciales. El caso no ha terminado, aún se continúan analizando muestras en un caso que seguirá dando de qué hablar.

Relacionadas