Congreso: los incidentes registrados un día después del anuncio de disolución

En los exteriores del Congreso permanecieron más de 500 agentes de la Policía Nacional

La avenida Abancay se cerró al tránsito vehicular desde el Parque Universitario. Foto y video: América Noticias

El Congreso de la República amaneció disuelto y envuelto de barreras metálicas y contingentes policiales por todos lados. Eso no impidió que algunos integrantes del disuelto Parlamento se mostraran reacios a acatar la decisión presidencial.

Gilbert Violeta, Luz Salgado, y otros legisladores se acercaron pasando varios cordones policiales.

Se creía que asistían a la Comisión Permanente, pero algunos, como Héctor Becerril, dijeron que iban para cumplir sus funciones como congresistas en ejercicio.

Úrsula Letona y Karla Shaeffer tuvieron que esperar que autorizaran su ingreso. Alejandra Aramayo indicó que ellos actuaron primero, dándole la confianza al gabinete que fue liderado por Salvador del Solar.

La avenida Abancay se cerró al tránsito vehicular desde el Parque Universitario hasta el jirón Amazonas. Los transeúntes pasaban sólo si trabajaban cerca.

Al menos 500 agentes de la Policía y de la Dirección de Operaciones Especiales, además de la Policía Montada restringieron por todos sus accesos el ingreso al Congreso disuelto. 

Personal de limpieza municipal borró con pintura todas las pintas que la noche previa algunas personas dejaron tanto en las paredes como en los pasos peatonales.

LEE TAMBIÉN: Congreso: Comisión Permanente sesionará mañana desde las 5 de la tarde

LEE TAMBIÉN: Alberto Beingolea: “Cierre del Congreso se aparta del orden constitucional”