Carabayllo: Hombre asesinó a su expareja tras salir de la cárcel

Una madre de familia fue asesinada por su expareja en su casa de Carabayllo tras negarse a retomar la relación. Los deudos de la víctima piden la máxima sanción para el presunto feminicida 

Foto y video: América Noticias

La desesperación y el dolor inundó la casa donde vivió gran parte de su vida junto a su familia. La misma casa donde conoció la dicha de ser madre y hoy se ha convertido en el escenario de su propia muerte.

Vila Flor Serna Montalvo fue asesinada, con total frialdad de tres disparos, por su expareja y el padre de sus hijas. Un nuevo caso de feminicidio ha conmocionado a los vecinos de Carabayllo, a la mujer alegre y luchadora del jirón los laureles se le apagó la vida por culpa de los celos de este hombre, que no aceptaba el término de su relación.

El último lunes, según cuenta la familia, Davys Quintana Tejada de 41 años, llegó a la casa donde convivió por años junto a la víctima, aprovechando que sus dos últimas hijas se encontraban en el colegio. Su intención, según su hermana, era acabar con la vida de Vila.

Los gritos de auxilio, alertaron a la mayor de sus hijas quién presenció el horrendo crimen. Ella se encontraba descansando cuando su padre, el presunto feminicida, llegó a su casa con un arma de fuego.

Presa de la desesperación intentó pedir ayuda, pero la puerta se encontraba cerrada, tres disparos, acabaron con la vida de su madre. Su huida, fue captada por estas cámaras de seguridad de una casa vecina. Tras el crimen Davys Quintana Tejada, quien estuvo preso por robo, se habría entregado a las autoridades.

El martes, en medio de un fuerte contingente policial se realizó la reconstrucción del crimen, el acusado narró frente a representantes del Ministerio Público, cómo sucedieron los hechos.

A su salida, familiares y amigos enardecidos intentaron lincharlo y vengar la muerte de Vila, pero fue fuertemente resguardado. Según Indira, su hermana, la víctima se encontraba separada del padre de sus hijas hace más de siete meses. El hombre buscaba retomar la relación tras salir de la cárcel, tras su negativa empezó el hostigamiento.

Vila era la menor de cuatro hermanos, su dócil carácter y sentido del humor la hizo ganarse el corazón de familiares y amigos. Trabajaba día y noche como ambulante cerca de un mercado de la zona para poder solventar los estudios de sus hijas.

En medio del dolor que hoy los embarga por la pérdida repentina de esta madre luchadora, lo único que piden es justicia y todo el peso de la ley para el responsable de dejar a sus hijas a su suerte. Si está en sus posibilidades apoyar a que las hijas de Vila puedan continuar con su vida, no dude en comunicarse al teléfono que aparece en pantalla. 

Relacionadas