El Bosque de Niños de Oxapampa

Iniciativa busca educar a los más pequeños en el cuidado, protección y manejo del medio ambiente

Iniciativa en Oxapampa busca cuidar la naturaleza

Por Peter Román

Hace dos semanas se inauguró en Oxapampa el Bosque de Niños. Una interesante iniciativa para educar a los más pequeños en el cuidado, protección y manejo del medio ambiente.

Sobre un terreno donado por los herederos de los antiguos colonos alemanes, estos niños organizaron y dieron vida a una nueva reserva ecológica que muy pronto se abrirá al público. 

Don Humberto es el guardaparque responsable de la brigada ecológica de Oxapampa. Tiene a su cargo a más de 120 niños que vienen al bosque por las tardes y los días sábado. Ellos han aprendido a conocer y proteger sobre todo a las especies en peligro de extinción.

[LEE: Parque Nacional de Tingo María alberga gran diversidad biológica]

"Al abrazar al árbol, por ejemplo, sienten el valor de esa especie, entienden que es una persona que necesita apoyo y cariño y estar cerca de él", explica Humberto Cristobal, guardaparque del SERNANP.

Yelena tiene 8 años de edad y cursa el tercer grado de primaria. Si encuentra algo tirado en el piso lo recoge y lo guarda hasta encontrar un tacho de basura. De grande se quiere dedicar a preservar el medio ambiente y enseñar a los niños a no ensuciar.

Reciclaron viejas llantas y se encargaron de darle luz y color. De vez en cuando le dan un retoque pues la lluvia constante hace de las suyas. Convirtieron abandonadas teteras en maceteros y aprendieron a identificar los árboles y asignarles plaquitas informativas.

[LEE: Reciclaje: así es como se transforman las botellas en frazadas]

El francés Lionel Igersheim dirige desde el 2009 Selvamonos, el único festival de arte y música alternativa en la selva central peruana. El año pasado se planteó ir más allá y en busca de una iniciativa original que le ayudara a dejar una semilla se cruzó con los amigos de la ONG ANIA.

"Nos presentó su idea de TINI y nos pareció perfecto, incluía educación ambiental y empoderar a los niños y acercarlos a ser más responsables y autónomos", explica.

TINI significa Tierra de Niños y son ellos quienes se encargan de la tierra por lo que primero había que conseguir una.

"El festival viene cada año y se va pero el bosque queda y con esa idea vinimos a Oxapampa y lo hablamos con la gente y todos estaban interesados", agrega.

[LEE: YouTube: niño llora de impotencia por la destrucción del planeta]

Los Hassinger son una de las doce primeras familias de colonos alemanes que llegaron a fundar Pozuzo y Oxapampa hace dos siglos. Los bisnietos tienen ahora esta posada y donaron a los niños una parte del terreno. 

Corazones Unidos por la Naturaleza. Así los niños bautizaron a su bosque al que han dividido en tres zonas: una para ellos, otra para el público y la última para la madre selva.

Todo el batallón infantil está comprometido y sacrifican horas de juego por atender el bosque. “¿Por qué es importante sembrar un árbol? Porque da sombra, es vida, por el aire, ayuda al medio ambiente”, dice Melanie Herhuay, brigadista ecológica.

Les tomamos la lección y comprobamos que han aprendido mucho. Pequeños entre los 8 y 12 años de edad que no solo dan rienda suelta a sus ganas de jugar sino de aprender. Desde por qué no se deben pisar las plantas pasando por el reciclaje y hasta el valor de devolver a los animalitos a su hábitat natural.

El Bosque de Niños en Oxapampa en un ejemplo que todos los involucrados en el proyecto esperan pueda replicarse en todo el país. Una iniciativa madura y sostenible manejado por los más inquietos y revoltosos aventureros, traviesos exploradores que ya comenzaron a dirigir un pedacito de mundo a su estilo.