Alan García: la polémica por el supuesto 'chuponeo' al expresidente con un auto

Fiscalía abrió investigación por el caso y dispuso la custodia del vehículo en la comisaría  

Alan García: la polémica por el supuesto 'chuponeo' al expresidente con un auto

(Foto: Captura/Video: Cuarto Poder)

El lunes, el Gobierno de Uruguay le dijo a Alan García que no le daba el asilo y el miércoles el ministro de Interior, Carlos Morán, dijo que no lo está chuponeando ni siguiendo. El no de Uruguay no lo rebatió, pero del no del ministro del Interior se está defendiendo con todas las puntas de la estrella. 

El miércoles en la mañana, en su primera aparición después de que le fuera denegado el asilo, bajó solemne la escalinata para informarnos que iba a entregar su pasaporte, un certificado de trabajo y otros documentos al fiscal José Domingo Pérez, en señal de buena fe. Horas después, ese mismo día, volvió a hablar de persecución política. Una camioneta de inteligencia de la policía ubicada a media cuadra de su casa fue el detonante. 

La camioneta con matrícula del ministerio del Interior y falso cartel de prensa, con tres efectivos adentro, se encontraba estacionada a media cuadra de la casa del ex presidente en el distrito de Miraflores. El vehículo que estaba estacionado fue inmovilizado por seguidores apristas. Las características del vehículo con una cajuela y antenas en la parte superior hicieron saltar las alarmas. Chuponeo gritaban los de Alfonso Ugarte. Pronto la camioneta fue rodeada y protegida por policías. 

Cuando la situación estaba controlada del vehículo en cuestión policías sacaron esta mochila negra. Los apristas se dieron cuenta y trataron de evitar que la mochila saliera del lugar, pero la policía logró meterla en un patrullero y con resguardo motorizado salió del lugar. los ánimos volvieron a caldearse en la esquina de su casa apareció el ex presidente Alan García, quién quería ser visto y ver. 

Abogados apristas todos reclamaban la presencia de un fiscal y el fiscal llegó y la camioneta fue abierta. En paralelo el ministro del interior, Carlos Morán, convocó a conferencia de prensa. Dijo que la camioneta era un vehículo táctico de monitoreo de imágenes perteneciente a la Dirin, la Dirección de Inteligencia de la Policía Nacional, y estaba ahí como parte de la seguridad asignada al ex presidente. Subrayó, además, que Ricardo Pinedo, secretario de García, le había pedido seguridad adicional el 3 de diciembre día en que el ex presidente dejó la casa del embajador de Uruguay. Enrique Pinedo llamó mentiroso al ministro sobre la mochila negra que salió de la camioneta interceptada.

La mochila en cuestión fue devuelta por la Policía horas después cuando en el lugar ya estaba el fiscal. la mochila que trajeron de vuelta tenía dos laptops. pero nadie puede certificar que volvió lo mismo que salió. en las laptops había grabaciones y había que limpiar la prueba del delito o no había nada en particular y sacarla se debió a la falta de pericia de los agentes. lo concreto es que sacarla fue un error mayúsculo que ha sembrado legitimas sospechas. 

El ministerio del interior, presuroso, mostró un vehículo disque gemelo al que ahora ha sido detectado cerca de la casa de Alan García. Insisten en que se trata de vehículos que solo captan imágenes y sonidos ambientales, y que en tiempo real a través del switcher y las antenas portátiles, las imágenes son enviadas al centro de comando.  

Igualmente, el ministro fue citado a una sesión extraordinaria de la comisión de inteligencia y de defensa del congreso.  En la camioneta si había un el dron, aunque nadie lo vio volar ni han mostrado imágenes captadas por esta cámara voladora. el ministro volvió a hablar de victimización por parte del Apra y explicó que este vehículo se ha utilizado en prevención de conflictos, por ejemplo la visita del papa o en el programa barrio adentro.

La mochila negra volvió a ser la piedra en el zapato del ministro y el Apra desplegó todo su saber hacer. El ministro del Interior es un hombre de inteligencia y no debió haber dejado ningún cabo suelto en un caso tan delicado como el de Alan García. Si era parte del operativo de seguridad, tuvo que haber coordinado y si era un operativo de inteligencia, no debieron haberlos descubierto. También es cierto que a la seguridad del Estado que brinda siempre resguardo a Alan García, se quedó protegiendo su casa cuando él estaba pidiendo asilo en la embajada de Uruguay. no lo vieron o no lo quisieron ver salir ese día de su casa.   

Se hará una auditoria a la camioneta y a las dos laptops que la Policía devolvió que nadie puede certificar que sean las mismas que salieron del vehículo de inteligencia. para chuponear conversaciones telefónicas no es necesario estar a una cuadra del objetivo el equipo puede estar hasta en otro país, la interceptación de conversaciones si ha de hacerse cerca del objetivo. además, una cosa es seguridad y otros seguimientos. si la laptop no hubiera salido del vehículo, ´todo hubiera sido más fácil.  

De un lado morán y del otro lado un ex presidente investigado por corrupción y lavado que trato de evadir a la justicia pidiendo asilo en Uruguay y que podría hacerlo otra vez. De ese mismo lado políticos hábiles con los que ha mantenido siempre una excelente relación, como Jorge del Castillo, amigo del ministro y con quién se comunicaba durante la estadía de García en la embajada de Uruguay. Del Castillo quién además tiene como asesor en la comisión de defensa al ex ministro del interior y ex director de la Policía, Miguel Hidalgo. es un juego de ajedrez de altos vuelos. 

Lo curioso es que el día en el que el ministro del Interior se presentó ante la comisión de defensa del congreso por el caso de la camioneta de la Dirin, los congresistas fujimoristas y apristas estaban, sobre todo, interesados en que morán le cortara la cabeza a un Policía en particular: al coronel rene colchado jefe de la división de investigaciones de alta complejidad. 

Parece que les importaba más la cabeza del coronel que la mentada camioneta de inteligencia. En primer lugar, la Divac a cargo del coronel colchado no tuvo nada que ver con este incidente, el vehículo y los efectivos eran de la Dirin. pero aprovecharon la circunstancia para meterlo en la colada.  la razón es simple, colchado es un Policía que no se alquila. su currículum habla por el: participó siendo muy joven en la liberación de rehenes de la embajada de Japón, fue parte del grupo que logró la captura de Artemio, investigo el caso Orellana, Aerocontinente, ya como jefe de la Diviac ha sido el responsable de la desarticulación de decenas de organizaciones de crimen organizado en donde han caído también policías de alto rango como el caso los ‘Babys de Oquendo’. 

Por su trayectoria, los fiscales lo buscan para trabajar de forma conjunta, el y su gente han participado en el caso los cuellos blancos del callao, en el caso fuerza popular tanto así que el mismo intervino a Keiko Fujimori a la entrada de la fiscalía, también en las investigaciones de Edwin Oviedo. Sus trabajos de investigación tocan carne y por eso podría ser de refilón el único muerto y herido de este caso. los demás saben cómo defenderse. 

El Apra ya está buscando firmas para interpelar al ministro del Interior pero es poco probable que las consigua, además era de alguna manera un ministro amigo.  Habrá que ver ahora si el ministro defiende a su gente o la canjea. que la Diviac pase de ser división a dirección también sería sinónimo de poner en bandeja al coronel colchado porque entonces un general amigo asumiría la jefatura. ambiental. es la otra historia detrás de la camioneta. los apristas piden que se haga un peritaje internacional del vehículo y sus equipos, el ministro habla de victimización, Alan García dice que recorrerá sierra costa y selva en su camioneta guinda para defender sus obras. Al final el único arrollado por la camioneta puede ser el coronel René Colchado.

LEEVela: Se ha programado la declaración de Jorge Barata para enero del 2019 [VIDEO]

LEERevisiones técnicas: el sistema que permite que autos en mal estado circulen [VIDEO]