Ellen DeGeneres pide perdón tras denuncias por “ambiente laboral tóxico”

Ella y su programa han estado en el punto de mira de varias denuncias.

Bien dicen que caras vemos…pero corazones no sabemos y por más que Ellen DeGeneres se nos hace muy simpática delante de cámaras, siempre mostrándose sonriente y divertida, tal parece que la realidad era otra.

Desde abril, la conductora y su espacio televisivo han sido blanco de críticas. Una parte de ellas iba directamente dirigida a Ellen, de quien se contaron todo tipo de historias que no la dejaban muy bien parada respecto al trato con sus colaboradores pues aseguran que incluso a muchos se les pedía “no interactuar con ella ni mirarla”. Tanto a ella como a los miembros más importantes de su producción se le acusó de haber dejado a una parte del equipo en el aire cuando el programa entró en una reestructuración por la pandemia e incluso, se dijo también que dentro de este programa había un ambiente laboral “racista e intimidante”.

La conductora ha decidido abordar por primera vez el tema después de varios meses y lo hizo en una carta a su staff publicada a través de The Hollywood Reporter, donde pide perdón:

“El primer día de nuestro programa le conté a todos en nuestra primera reunión que The Ellen DeGeneres Show sería un lugar de felicidad: nadie levantaría nunca la voz y todo el mundo sería tratado con respeto. Obviamente, algo cambió y estoy decepcionada de enterarme que este no ha sido el caso. Por ello, lo siento.

En otra parte de esta carta, Ellen dice estar “descubriendo” que las personas que trabajan con ella y para ellan están hablando en su nombre y tergiversando quién es “y eso tiene que parar”. 

“Como alguien que fue juzgada y casi perdió todo por ser quien soy, realmente entiendo y siento una profunda compasión por los que son vistos de manera diferente, o tratados injustamente, o de manera desigual, o lo que es peor, son ignorados”.

via GIPHY

Finalmente, ella asegura a su staff que las cosas darán un giro positivo pero sin mayores detalles aunque por ahí ya se oyen rumores del despido de uno de sus productores, Ed Glavin, acusado de malas prácticas laborales.

¿En qué quedará todo esto?