Jugadores estadounidenses reconocen la superioridad de Argentina

Jugadores estadounidenses reconocen la superioridad de Argentina
  • Deportes
  • »
  • »

Su selección fue goleada 4-0 en la semifinal de la Copa América Centenario

Los jugadores estadounidenses reconocieron de forma unánime la superioridad de Argentina después de haber quedado eliminados de la Copa América Centenario, tras perder por goleada 4-0 en el partido de semifinales.

La derrota deja a Estados Unidos fuera de la competición, pero con la posibilidad de luchar por el tercer puesto cuando el sábado se enfrente en Phoenix al perdedor de la segunda semifinal que este miércoles jugarán Colombia y Chile.

"No hay nada que objetar ellos fueron muy superiores en todas las facetas del juego", declaró el delantero Chris Wondolowski. "Intentamos llegar a la portería de Argentina, pero no recibimos balones para hacerlo".

Wondolowski destacó que Argentina demostró el por qué era una potencia del fútbol mundial y se mereció llegar a la final.

"Lo intentamos luchamos, pero cuando sólo tiras una vez a puerta es muy difícil que puedas ganar un partido", agregó el delantero estadounidense.

El portero Brad Guzan, la víctima del poder ofensivo de Argentina, admitió que nada pudo hacer con los goles que encajó y que trató de hacer su mejor trabajo.

"Fueron goles de una gran ejecución, especialmente el del tiro libre de Lionel Messi, que me lancé bien, pero fue imposible llegar. Luchamos, pero al final no fue posible lograr la victoria", añadió.

A pesar de la eliminación, Guzan destacó que el equipo lo dio todo en el campo y el hecho de haber llegado a las semifinales ya había sido un gran triunfo.

"Sabíamos del potencial de Argentina, como equipo y sus figuras, y por lo tanto éramos conscientes de que no salíamos de favoritos, pero honestamente pensábamos hacer mejor partido", agregó.

Mientras que el defensa central Geoff Cameron, que también sufrió el efecto de la clase de Messi y Gonzalo Higuaín, destacó que había sido un partido muy complicado más de lo que realmente esperaban, dado que el equipo estuvo roto en el centro del campo.

"No tuvimos control del balón y eso nos perjudicó enormemente porque el trabajo en la defensa fue mayor", destacó Cameron.

"Además tener ya un gol en contra cuando apenas van cuatro minutos y ante un rival como Argentina es muy difícil de superar".

Cameron reiteró, como el resto de los compañeros, que a pesar de que no hicieron su mejor fútbol, el hecho de haber llegado a las semifinales y estar entre los cuatro mejores era ya todo un éxito.

"Ahora tenemos que pensar en el partido por el tercer puesto y estar listos para conseguirlo, algo que sería también muy importante para nosotros", señaló Cameron.

El centrocampista Michael Bradley, que le tocó ser el cerebro del juego de Estados Unidos, también admitió que no hicieron el mejor trabajo en su zona porque los jugadores argentinos tuvieron un gran control del balón.

"Lo pasaron muy bien, estuvieron siempre bien posicionados y no nos dieron muchas opciones", valoró Bradley. "Si tenemos sólo un 32 por ciento de posesión de balón es muy difícil que podamos crear oportunidades de gol".

Bradley también dijo que cuando intentaron jugar más abiertos en la segunda parte, Argentina se cerró muy bien atrás y siempre hicieron el cruce perfecto en la jugada decisiva.

"No hay nada que objetar, debemos admitir que fuimos inferiores a Argentina, que dominó, y lo que debemos hacer es aprender de cara al futuro", destacó Bradley.

"Tenemos la oportunidad de luchar por el tercer puesto y lo haremos con mentalidad ganadora y con los compañeros suspendidos ya listos para jugar". EFE

Deja un comentario