Útil e Interesante

Si me siento muy enfermo en el trabajo, ¿puedo irme sin reportarlo?

Un especialista te explica cómo debe proceder la empresa en caso te reportes enfermo y qué sanciones pueden recibir de producirse un accidente mortal o hacer caso omiso

Un trabajador de seguridad del Metropolitano falleció de un paro cardíaco esta semana, lo que se ha denunciado como una negligencia de los empleadores, quienes no habrían cedido a su pedido de ausentarse y asistir al médico. 

En una entrevista con ATV Noticias, el abogado laboralista, Franco Muschi señala que, ante el retorno a la presencialidad, las empresas no deben dejar de lado los protocolos básicos de emergencia, sobre todo en circunstancias de salud. “La obligación de tener un desfibrilador es lo primero que se debió verificar”, indica. 

Pero, si uno se siente enfermo, ¿debe pedir permiso para asistir al médico?

“Para ausentarte o pedir una atención médica no se requiere un permiso previo. El procedimiento regular es que si hoy me siento mal y no puedo ir a trabajar, me voy al médico. Ya después presentó un certificado de incapacidad temporal o el certificado médico que justifique mi falta, no es al revés”, asegura Muschi.

Asimismo, el especialista agrega que ningún trabajo puede afectar derechos constitucionales, como a la integridad física y a la salud, estos deben ser prioritarios frente a cualquier obligación.

¿Qué deben tener en cuenta los trabajadores tras un accidente en el centro de labores?

Muschi indica que toda empresa tiene la obligación de promover las investigaciones correspondientes a través de un comité de seguridad y salud en el trabajo, integrado por la empresa y los trabajadores, para determinar si hay algún incumplimiento.

Es decir, “si existieron notificaciones previas, denegatorias de permisos o justificaciones para esas denegatorias. Hay que investigarlas y se deberá determinar la posible responsabilidad del incumplimiento”, asegura el abogado. 

¿Qué sanciones puede recibir una empresa en estos casos?

De acuerdo a Muschi, todo accidente, más aún los mortales, despliega tres posibles consecuencias:

  • Una sanción administrativa o la imposición de una multa por parte de la Sunafil
  • Una sanción de índole civil en donde los deudos de la víctima podrían interponer una demanda de reparación por daños y perjuicios con el fin de recibir una indemnización.
  • En el caso de que se encuentre culpabilidad o algún dolo, ya se convierte en un tema penal y eventualmente los responsables y representantes deberán asumir dichas situaciones de incumplimiento.

Finalmente, el especialista recomienda a los trabajadores que es importante verificar que las empresas estén cumpliendo con las obligaciones adherentes al sueldo mensual, como el pago de AFP y seguros en donde puedan recibir una atención médica oportuna.

RELACIONADOS