El armadillo andino está desapareciendo por estas tristes razones

El quirquincho es una especie amanezada, debido a los "rituales de limpieza" o el uso de su caparazón. Conoce cómo podemos salvar a este animalito del comercio ilegal

El armadillo andino está desapareciendo por estas tristes razones
El armadillo andino es una especie amenazada y su comercio no le permite la supervivencia.

Imagina que te encierren en cautiverio, te mantengan atado y mueras lentamente de hambre. Esa es la triste situación del armadillo andino, una especie silvestre que es es separada de su hábitat natural, con el fin de ser utilizada en el comercio ilegal.

Lee: [Animales en peligro de extinción: ¿Qué puedes hacer para evitarlo?]

En nuestro país, el quirquincho o armadillo andino (Chaetophractus nationi) es un animal que vive en la región de Puno, de donde son capturados y hacinados en baldes o cajas, para luego ser manipulados en “rituales de limpia” o confeccionar charangos con su caparazón


(Foto: Serfor)

Estas son actividades que amenazan su supervivencia, ya que además de atarlos en billetes falsos y no alimentarlos bien, el proceso del “ritual” los estresa, haciéndolos más vulnerables a padecer enfermedades y a transmitirlas a los seres humanos.

Una especie en peligro de extinción

El armadillo andino es un animal nocturno que vive en madrigueras y túneles. Su alimentación se basa de insectos, larvas y hierbas, lo cual es beneficioso para la limpieza y oxigenación de cultivos. 

Lamentablemente, el quirquincho ya se encuentra categorizado en peligro de extinción, según la lista de Clasificación y Categorización de las Especies Amenazadas de Fauna Silvestre del Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI). 

Lee: [¿Cómo proteger los delfines de río en el Perú?]


(Foto: Serfor)

Sanciones para quienes atentan contra la vida del armadillo andino

La Ley Forestal y de Fauna Silvestre (N° 29763), precisa que es una infracción muy grave “adquirir, comercializar, exportar y/o poseer recursos de fauna silvestre extraídos sin autorización o que provengan de centros no autorizados”. 

Por ello, el MINAGRI, a través del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), sanciona a quienes resulten responsables del cautiverio del armadillo andino con una multa que va desde 0.1 hasta 5,000 UIT o hasta con pena de cárcel.

Si eres testigo de estas malas prácticas con un animal silvestre, como el quirquincho, no dudes en dejar tu denuncia en este enlace de Alertas SERFOR o al número de WhatsApp 947 588 269.

Recuerda que este y otros animales en amenaza siguen siendo comercializados de manera ilegal, sobre todo en épocas de fiestas. Respetemos las creencias de los demás, pero también la vida de estas especies.

Lee también: [La Tierra perdió el 60% de sus animales salvajes en 44 años]

Deja un comentario