Útil e Interesante

¿Por qué no debes lavar ni echarle alcohol a tu mascarilla?

¿Se pueden doblar? ¿Estará bien colgarlas al aire libre en casa? Esto es lo que dicen los especialistas sobre cómo conservar tus mascarillas KN95 o quirúrgicas sin dañarlas

Como sabes, las mascarillas tienen un tiempo de vida limitado, pero con ciertos cuidados se pueden extender su tiempo de vida útil hasta por dos semanas.

Sin embargo, existen algunos otros errores que cometemos y que eliminan por completo las fibras protectoras del material en la mascarilla KN95 y quirúrgica. Presta mucha atención a las siguientes indicaciones de los especialistas:

Nunca laves tus mascarillas

Tanto la mascarilla quirúrgica como la KN95 no son lavables. Están confeccionadas para resistir el paso de fluidos y gotículas en los aerosoles hasta por un tiempo determinado. Es decir, son desechables.

Óscar Galloso, médico neumólogo del Hospital Cayetano Heredia, indicó en Canal N, que al “intentar lavarlas”, se rompe la membrana que nos protege de los aerosoles y, por consiguiente, pierden su efectividad totalmente. 

No echarles alcohol para desinfectarlas

La idea de “desinfectar con alcohol” las mascarillas quirúrgicas y KN95 no es verdad. El alcohol no hace más reutilizable una mascarilla.

Al contrario, como indican los expertos del Instituto Nacional de Salud (INS), al igual que con el lavado, este líquido rompe la fibra protectora por completo, como puedes observar en el video con un ejemplo sencillo.

¿Cómo desinfectar tus mascarillas y extender el tiempo de vida útil?

Para usos menores y en los que sí se pueda reutilizar una mascarilla KN95 o quirúrgica, Lely Solari, infectóloga del INS, explica que la mejor manera de desinfectarlas es colgándolas de las tiras al aire libre, y si les da el sol mucho mejor.

Si la llevas dentro de tu cartera o mochila, la mascarilla quirúrgica se debe mantener totalmente extendida. En el caso de una KN95, debe conservarse con el único doblez que tenía cuando abriste su empaque.

Si vas a comer a un restaurante, por ejemplo, los expertos sugieren meter tu mascarilla dentro de la misma bolsa de su empaque o alguna otra bolsa limpia que tengas.

Recuerda no doblarla como si fuera una servilleta y lávate siempre las manos antes de colocarte la mascarilla otra vez.

Pero, ten cuidado: Si has doblado o manipulado tu mascarilla como si fuera una servilleta, debes desecharla porque ya no te protege en lo absoluto. La fibra protectora ha sido vulnerada. 

Finalmente, como ya sabes, en el caso de las mascarillas de telas, debes lavarlas con jabón diariamente y, para una desinfección, efectiva puedes agregar unas gotitas de lejía.

Deja un comentario

RELACIONADOS