Útil e Interesante

COVID-19: Cómo protegerte hasta en un 90% con tu mascarilla

¿La mascarilla KN95 te queda suelta? ¿La quirúrgica o de tela no se ajustan bien a tu rostro? Los expertos del INS te brindan cuatro consejos para corregir estos y otros aspectos

Como sabes, el uso correcto de la doble mascarilla es muy importante. Pero, para que el nivel de protección contra los aerosoles sea alto, no debemos olvidar un aspecto esencial: el ajuste. 

Luis Pampa, médico infectólogo del Instituto Nacional de Salud (INS), indica que el ajuste, junto a la filtración y cobertura, son las características que no deben faltar en una mascarilla para evitar el contagio de la COVID-19.

Sin embargo, algunas mascarillas, sobre todo las quirúrgicas, pueden no moldearse firmemente al rostro y dejar aberturas a los costados.

Según Manuel Chavez, químico del INS, las mascarillas quirúrgicas tienen un pobre ajuste a las orejas y usadas como tal solo protegen un 32%

Por ello, a continuación, te presentamos sus cuatro consejos para reforzar el factor de ajuste en tu mascarilla y aumentar su nivel de protección en más de un 90%:

1. Hacer nuditos en las ligas de la mascarilla quirúrgica

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos motivan a seguir una maniobra sencilla para corregir las aberturas de tu mascarilla quirúrgica. Solo sigue los pasos que se muestran en el video.

2. Añadir ligas extras a la mascarilla KN95, quirúrgica o de tela

Las curvaturas fisiológicas de nuestro rostro pueden dificultar la adhesión de las mascarillas. Al agregar ligas extras, se tapan los orificios que se forman en las mejillas.

Al hacer esto, toma mucha atención a que las ligas no pierdan su factor de ajuste ni elasticidad. De lo contrario, es mejor desecharlas. 

3. Usar sujetadores en la mascarilla KN95

Las mascarillas KN95 son completas, puesto a que tienen buena capacidad de filtración, proporcionan buen ajuste y cobertura.

Pero, para corregir pequeñas aberturas, los expertos del INS recomiendan agregar un broche de plástico de lado a lado en las ligas, como se muestra en el video. Así la capacidad de protección llega a más del 90%.

4. Incorporar un clip nasal a las mascarillas de tela

Asimismo, los especialistas recomiendan colocar sujetadores nasales, que puedes reciclar de otras mascarillas, y colocarlos en las de tela para reforzar el nivel de protección y evitar orificios en la parte superior del rostro, en la nariz.

Toma mucha atención a estos detalles y recuerda que cualquier estrategia que escojas, debe combinarse con el uso correcto de la doble mascarilla: una quirúrgica encima de una KN95 o una de tela encima de una quirúrgica.

Deja un comentario

RELACIONADOS