Útil e Interesante
Por: Redacción América Noticias

¿En qué momento cambia el olor a sudor en los niños?

¿Es normal el mal olor en los niños? Un pediatra te explica los cambios en el organismo que provocan un hedor distinto en tus pequeños y qué recomendaciones de salud seguir

Una pregunta pediátrica muy frecuente gira en torno al cambio de olor en los niños, más aún cuando ese aroma clásico de bebé o de niño pequeño comienza a hacerse más fuerte y emana un hedor como de adulto. ¿Debería preocuparte? 

El Dr. Gustavo Rivara, pediatra neonatólogo, explica que la expulsión del sudor en sí no tiene olor; por el contrario, comienza a oler cuando se descompone por mayor tiempo de permanencia, por ejemplo, sin bañarse.

¿Es normal que los niños tengan un sudor que huele mal? 

El Dr. Rivara indica que existen dos tipos de glándulas sudoríparas: las glándulas ecrinas (compuestas por 98.99% de agua) que están en toda la superficie corporal desde la infancia y las glándulas apocrinas que aparecen con la en la pubertad y están en las zonas donde hay pelos, es decir, las axilas, cuero cabelludo, zonas genitales, etc.

“El sudor qué se producen las glándulas apocrinas, además de agua, tiene carbohidratos, ácidos grasos, lípidos proteínas, entre otras cosas, que van a tener un olor mucho más fuerte al momento de descomponerse por las bacterias que están en la piel”, señala el especialista en este video.

¿Cuándo empieza a cambiar el olor de los niños? 

El olor tiene que ver más con la proximidad de la pubertad. En algunos casos, ese olor fuerte se presenta antes de las características físicas de la pubertad, como en niños de 8 a 9 años, pero por lo general se da cuando en la pubertad a partir de los 11 años. 

“Ya en la pubertad hacia la adolescencia, los niños van a tener un olor más característico, secundarios a los hábitos de higiene y hábitos alimentarios que tengan” , agrega el Dr. Rivara.

Recomendaciones para el mal olor en los niños

De acuerdo al Dr. Rivara, es importante tener en cuenta una dieta balanceada y una buena hidratación que facilitan la eliminación de toxinas a través de la orina. 

“Si alguien está con estreñimiento, corregir el estreñimiento para disminuir el tiempo de permanencia de las toxinas en el intestino que vayan a afectar también a la flora bacteriana intestinal y de la superficie corporal, específicamente en las zonas donde hay folículos pilosos”

Puedes consultar con el pediatra un tratamiento con prebióticos y probióticos para mejorar también el microbioma intestinal.

Asimismo, recordar que los hábitos de higiene son ideales en estos casos. Un dermatólogo pediatra puede ayudarte a encontrar los mejores desodorantes y antitranspirantes para esta etapa en los niños.

RELACIONADOS