¿Qué daños te provocas cuando te sacas las costras de tus heridas?

¿Te molesta el aspecto de las costras o te provoca picazón? Una especialista explica qué función tiene la costra en la recuperación de una herida y en qué casos queda una cicatriz

¿Por qué debes dejar de sacarte las costras de tus heridas?

A veces, de manera impulsiva, tenemos la manía de quitarnos las costras de las heridas, lo que desalienta el proceso de curación y protección contra gérmenes que realizan tus plaquetas en el organismo. 

La Dra. Karen Matos, médico hematóloga explica que cada vez que una persona se hace una herida o un corte, las células sanguíneas especiales, llamadas plaquetas, reciben una alarma inmediatamente para asistir a la zona de dicha lesión.

“Las plaquetas tienen unas propiedades que se agregan entre ellas como si tuvieran un super pegamento y ello hace que permanezcan juntas formando un coágulo. Este coágulo es como un vendaje protector que controla rápidamente el sangrado”, indica la Dra. Matos en esta publicación.

¿Qué función tienen las costras y por qué no es bueno quitarlas?

Asimismo, el coágulo que forman las plaquetas está lleno de muchas células que las ayudan a crear la llamada “fibrina”, la cual permite mantener la estructura de dicho coágulo. Por ello, según la hematóloga, las costras son el resultado de una adecuada función plaquetaria.

Las costras suelen tener un aspecto de corteza y suelen ser de color rojo oscuro o marrón. Su función es proteger la lesión, manteniendo alejado los gérmenes, así como también permite que las células de la piel puedan trabajar en la cicatrización de una herida.

Si bien el aspecto de las costras no es de lo más estético o agradable, su función es vital para que las plaquetas trabajen en sanar una lesión. El constante retiro de las mismas, no solo hace más lento la cicatrización, sino que puede propiciar infecciones

¿Cuándo una herida puede dejar cicatriz?

Por lo general, la cicatriz que se forme será más pequeña que la herida original y puede lucir estirada y rojiza, al principio. Estas se forman porque el nuevo tejido vuelve a crecer de manera diferente al tejido original. 

Tenga en cuenta que si se lesionó la capa superior de la piel, probablemente no tendrá una cicatriz, sin embargo, si se trata de heridas más profundas, es más probable que le quede una cicatriz.