Signos de una persona que sufre adicción a drogas u alcohol

Puede que en casa tengas a algún familiar con un problema de adicción.  Estas señales te ayudarán a detectarlo

Signos de una persona que sufre adicción a drogas u alcohol
Signos de que algún familiar atraviesa una adicción

El consumo frecuente de sustancias adictivas de drogas como el tabaco, el alcohol, la marihuana o la cocaína; incluso el apego a ciertas actitudes y actividades como trabajar excesivamente podría generar consecuencias sociales, daños en la salud y afectación a terceros.

Por ello, es necesario detectar a tiempo los síntomas que podrían indicarnos que algún familiar está padeciendo alguna de estas afecciones. Luis Felipe Koechlin, médico de un centro de tratamiento alternativo para adicciones, explica cuáles son los principales signos que se presentan en las primeras etapas del apego:

  • La pérdida de sueño es una de las señales más notorias en una persona que atraviesa una adicción. Para Felipe Koechlin, esto se debe a las inquietudes que se originan en la mente.

“A las personas lo invaden, o lo atropellan miles de pensamientos, sale uno y entra otro con más intensidad. Y, si uno está con preocupaciones no podrá dormir”, explicó.

  • Bajo rendimiento en los estudios o trabajo: se observa en jóvenes y adultos, quienes progresivamente notan que no se encuentran en el nivel en el que quisieran estar, pero no lo toman como prioridad. Por el contrario, le dan mayor importancia a lo que consumen.

“Ahí podemos decir que son enfermedades de pérdida, ya que las adicciones conllevan a perder familia, a perder trabajo y, también, a perder dinero”, explica el especialista.

  • Otra de las señales de las adicciones es el aislamiento de la familia y los amigos. En el caso de los consumidores de drogas usan la mayor parte de su tiempo para este fin, y se alejan de sus amistades porque nadie le sigue el ritmo.

“Comienza a hacerlo solo, porque nadie lo está criticando, por ello prefiere ponerse en una posición contra el mundo, a sentir soledad, de incomprensión, de no pertenencia, de no pertenecer a la familia, piensa que nadie lo quiere, o que no pertenece a la sociedad, o que no pertenece al colegio o al trabajo”, agrega.

  • Quizá la señal más conocida es el aumento de agresividad. Para el caso del alcohol, el entorno social del consumidor sabe que cuando él ingiere estas bebidas es quien origina las discusiones y peleas.

Finalmente, Felipe Koechlin, recomienda a los familiares del consumidor no generar críticas, ya que ello no aporta a su recuperación. La forma correcta de abordarlo es mostrando preocupación por su situación, y ponerle en claro la disposición a la ayuda.

Te puede interesar:

 

Etiquetas enfermedades salud
Deja un comentario