¿Cómo pedir un aumento de sueldo en el trabajo?

Conoce tu valor y llega a un acuerdo con seguridad. Sigue estas recomendaciones para negociar el incremento de tu salario o una propuesta laboral

 

¿Cómo pedir un aumento de sueldo en el trabajo?
Es importante demostrar seguridad, más aún si tu sueldo está en juego.

Ya sea en una empresa grande o pequeña, negociar un aumento de sueldo, más allá de tener un fin y beneficio monetario, también significa defender tu trabajo y recibir con seguridad un sueldo, acorde a tu valor.

Lee: [¿Qué hacer ante un despido injusto y qué derechos debes reclamar?]

Una conversación de este tipo con tus jefes no debe darte la impresión de que terminará en confrontaciones, desacuerdos u otras situaciones negativas. Por ello, es importante demostrar seguridad, más aún si tu sueldo está en juego. 

Si estás preparado o preparada para subir un escalón más, toma en cuenta estas recomendaciones que te ayudarán a pedir un aumento de sueldo en tu actual trabajo o incluso negociar una nueva oferta laboral:

1. Conoce tu valor

Antes de cualquier conversación con tus jefes, realiza una investigación de tu persona y define cuáles son tus aptitudes, experiencias y nuevos logros. Este será tu valor personal

Luego, define tu valor empresarial, el cual significa enumerar situaciones específicas en las que aportaste algún beneficio o innovación a tu centro de trabajo en los últimos 12 meses. Pueden ser ingresos monetarios, premios, investigaciones, etc. 

Lee: [¿Qué hacer si no respetan mi derecho a licencia en el trabajo?]

2. Ve directo al punto y define tus objetivos

Al negociar una oferta laboral o aumento de sueldo, es importante mencionar directamente el asunto, además del buen desempeño que tuviste. También puedes establecer con tu superior los objetivos y resultados que tienes que lograr para progresar en el trabajo.

3. La conducta profesional es importante

Sea que estés nervioso o frustrado, nada justifica el mal trato. Las buenas relaciones siempre van a prevalecer, más aún si el acuerdo sale como lo habías planeado. En el caso de una oferta laboral, recuerda que las primeras impresionas son muy importantes.

4. No todo representa un beneficio monetario

Más allá del incremento de tu sueldo, también puedes considerar otros beneficios que te vendrían mucho mejor, como vacaciones remuneradas, el pago de cursos formativos, convenios académicos, horarios flexibles, etc. 

Lee: [Cursos gratuitos de las mejores universidades y que puedes tomar en casa]

5. Opta por una cifra realista

Sé razonable con el nuevo salario que deseas obtener. De apuntar muy alto, podrías parecer codicioso e irracional, o de lo contrario vender tu trabajo por un monto que no representa su valor. Los expertos recomiendan pedir un 10% más de lo que considerarías tu mínimo aceptable y negociar si existe una contraoferta. 

6. Prepárate para dos situaciones

De no cumplirse tu solicitud, es recomendable que estés preparado para seguir adelante o decidir renunciar a una empresa que no valora tu contribución, de acuerdo a tu desempeño. Para ambos casos, debes contar con plan b, de lo contrario, podría perjudicarte. 

El salario es una de las grandes motivaciones en un trabajo, pero recuerda que también lo es aprender y crecer profesionalmente. Ambos aspectos deben estar balanceados. 

Fuente: The Huffington Post

Lee también: [¿Cómo obtener gratis el certificado de uso laboral?]

Deja un comentario