Uruguay habilita fiestas y espectáculos en medio de una desaceleración de la pandemia

El país ya ha vacunado completamente a más de la mitad de su población

Uruguay habilita fiestas y espectáculos en medio de una desaceleración de la pandemia

Uruguay habilita fiestas y espectáculos en medio de una desaceleración de la pandemia. Foto referencial: Adhocfotos

Los eventos sociales, las fiestas y los espectáculos públicos quedaron habilitados este lunes en Uruguay, que supera la mitad de su población completamente vacunada y donde los números de la pandemia muestran una clara desaceleración.

"Habilítanse a partir del 5 de julio de 2021 los espectáculos públicos, las fiestas y los eventos sociales de características similares", dispone el decreto firmado por el presidente Luis Lacalle Pou y el Consejo de Ministros. 

El documento también autoriza la apertura de las plazas de comidas en locales comerciales y la práctica de deportes aficionados. 

Las salas de cine, en tanto, quedan habilitadas en 16 de los 19 departamentos (provincias) del país. En Maldonado, Canelones y Montevideo -los departamentos más poblados- podrán reabrir a partir del 15 de julio. 

El decreto, emitido el 25 de junio, toma en consideración la mejora de los índices de la pandemia de COVID-19 en las últimas semanas, en las que el país muestra un fuerte descenso en contagios y fallecimientos diarios, así como casos activos y personas internadas en cuidados intensivos.

La mejora se explica por el intenso ritmo de la campaña de vacunación, iniciada el 1 de marzo, en un país que jamás decretó confinamientos obligatorios ni toques de queda para sus habitantes.

Uruguay alcanzó este lunes el 50% de su población completamente vacunada, mientras otro 15% recibió la primera dosis de CoronaVac, Pfizer o AstraZeneca. 

Solo un 6.1% de los que se inscribieron para inocularse aún esperan pasar por un vacunatorio. 

El alto porcentaje de vacunados se suma a la inmunidad natural conseguida por parte de los habitantes tras los altos números de contagios alcanzados sobre todo en abril y mayo, cuando el país atravesó su peor momento sanitario. 

La pequeña nación sudamericana, de 3.5 millones de habitantes, registra 372 709 casos y 5689 muertes a raíz del nuevo coronavirus desde el inicio de la pandemia.

Hasta el domingo, contabilizaba 11 600 casos activos, un tercio del pico alcanzado a fines de mayo, cuando llegó a tener 36 121 personas cursando la enfermedad.

Con información de AFP