Nicaragua: las imágenes de la violencia y la inmigración hacia Costa Rica

"Más de 2.000 personas han quedado heridas, y se desconoce el número de detenidos", señala ACNUR

Nicaragua: las imágenes de la violencia y la inmigración hacia Costa Rica

© ACNUR/ Roberto Carlos Sánchez

Tras cuatro meses de agitación política en Nicaragua la cifra de heridos a causa de los enfrentamientos desatados en oposición al gobierno de Daniel Ortega asciende a 2 mil, según señala el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR). Las imágenes de la violencia generada en estos meses quedaron registradas en este reportaje fotográfico de Roberto Carlos Sánchez y Alexander Villegas para ACNUR.

LEEOEA pide a presidente de Nicaragua que acepte adelantar elecciones para marzo de 2019

La actual crisis política en Nicaragua inició el 18 de abril con protestas en la capital, Managua, provocadas por la oposición a los planes del Gobierno del presidente Ortega de recortar las pensiones y el sistema de seguridad social. Desde entonces, los enfrentamientos en el país centroamericano han dejado al menos 317 muertos, de acuerdo con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Más de 2.000 personas han quedado heridas, y se desconoce el número de personas detenidas.

Lobo, que pidió no ser nombrado así por razones de seguridad, fue puesto en libertad después de cinco días, gracias a la intervención de una asociación local de derechos humanos. Una red de amigos le ayudó a cruzar la frontera hacia Costa Rica. El joven de 21 años vive ahora en la capital, San José, con otros estudiantes desplazados de Nicaragua. Mientras esperan el procesamiento de sus solicitudes de asilo por parte del Gobierno, ellos reciben la ayuda de los costarricenses, también llamados 'ticos'.

“Incluso con todo el amor que los ticos y su Gobierno nos han mostrado, me siento aprisionado aquí, porque no es mi país”, dice Lobo. “Nunca será lo mismo. Dejé a mis amigos, mis recuerdos, mis estudios”.

El estudiante de medicina es parte de los miles de nicaragüenses que han solicitado la condición de refugiado en la vecina Costa Rica desde abril. Dentro de quienes buscan protección en San José también se encuentra Jorn Henry Bermúdez, un técnico de celulares de 28 años y proveniente de Managua. Su hogar estaba justo al lado de una de las universidades que ha estado en el centro de las protestas lideradas por estudiantes.

“Podías ver a la policía venir con armas, disparándole a los jóvenes”, recuerda Bermúdez. En la represión subsiguiente, Bermúdez dice que varios residentes locales fueron asesinados a tiros, entre ellos un adulto mayor con una enfermedad mental, que vivía a pocas puertas de él, y un niño de 14 meses a quien los paramilitares le dispararon en la cabeza.

Bermúdez decidió huir de Nicaragua después de que un grupo de paramilitares allanara el hogar que compartía con su pareja embarazada, a finales de julio. Él vendió su cámara, su laptop y un celular para lograr llegar a Costa Rica. La pareja salió con una pequeña maleta para no llamar la atención, y finalmente logró llegar a San José.

Después de más de tres meses de crisis, la capacidad gubernamental de procesar las solicitudes de asilo se ha visto seriamente sobrecargada.

ACNUR, la Agencia de la ONU para los Refugiados, está brindando un apoyo inicial a la autoridad migratoria para aumentar su capacidad de procesamiento y está fortaleciendo su presencia en la región fronteriza del norte de Costa Rica para brindar protección y asistencia a los refugiados.

Texto y fotos: '© ACNUR / Roberto Carlos Sánchez y Alexander Villegas'.