[FOTOS] Baltimore: así se enfrentó la Policía contra los manifestantes

Manifestantes unidos en pequeños grupos recorrieron las calles de este puerto ubicado a 60 km de Washington, asaltando tiendas y destruyendo vehículos. 

La violencia se apoderó el lunes de Baltimore, donde enfurecidos manifestantes lanzaron piedras a la policía, quemaron patrullas y saquearon comercios, en protesta por la muerte de un joven negro, obligando a las autoridades a anunciar el despliegue de la Guardia Nacional y el toque de queda.

Las medidas fueron notificadas por la alcaldesa Stephanie Rawlings-Blake y el gobernador de Maryland Larry Hogan, ante la ferocidad de la nueva escalada de violencia que se desató en la ciudad de 620.000 habitantes después del funeral este lunes de Freddie Gray, quien falleció el 19 de abril en circunstancias no aclaradas luego de ser arrestado por la policía una semana antes.

[LEE: Baltimore: quiso protestar pero su madre lo regresó a casa a golpes]

Manifestantes unidos en pequeños grupos recorrieron las calles de este puerto ubicado a 60 km de Washington, asaltando tiendas y destruyendo vehículos, entre ellos patrullas policiales, al menos una de las cuales fue incendiada. Incluso una horda ingresó a un centro comercial y sacó mercancía a manos llenas de los locales.

Poco antes el gobernador Hogan declaró el estado de emergencia y el despliegue de unidades de la Guardia Nacional "tan pronto estén disponibles".

[LEE: EE.UU.: tropas patrullan ciudad de Baltimore luego de una noche de caos]

El coronel Darryl De Sousa de la policía local reportó 15 heridos y 27 detenidos en los enfrentamientos entre manifestantes y la policía, que los reprimió con gases lacrimógenos.