Finlandia eligió a Sanna Marin y la convirtió en la primera ministra más joven de su historia

Sanna Marin ganó de manera ajustada la votación en Finlandia para reemplazar al saliente primer ministro Rinne, quien renunció tras haber perdido la confianza de Partido Centrista.

Finlandia eligió a Sanna Marin y la convirtió en la primera ministra más joven de su historia

Finlandia eligió a Sanna Marin y la convirtió en la primera ministra más joven de su historia. Foto: AFP

Los socialdemócratas de Finlandia eligieron el domingo a Sanna Marin, una ex ministra de Transporte de 34 años, para encabezar el gobierno, convirtiéndola en la primera ministra más joven de la historia del país.

Marin ganó de manera ajustada este domingo la votación para reemplazar al saliente primer ministro Antti Rinne, quien renunció el martes tras haber perdido la confianza de Partido Centrista, socio de la coalición gubernamental, a raíz de su manejo de una huelga del correo.

"Tenenos mucho trabajo por hacer para recuperar la confianza", dijo Marin a la prensa el domingo por la noche, evitando referirse a su edad. "Nunca he pensado en mi edad o género. Pienso en las razones por las que entré en política y en aquellas cosas por las cuales me he ganado la confianza del electorado", agregó.

Marin se convierte, además, en la líder de gobierno más joven del mundo, por delante del primer ministro ucraniano Oleksiy Honcharuk, que tiene 35 años.

El nuevo Ejecutivo debe recibir todavía el visto bueno del Eduskunta (Parlamento finlandés) en una votación prevista para la semana próxima, aunque esto se considera una mera formalidad ya que la coalición cuenta con una cómoda mayoría de 117 escaños de un total de 200.

Renuncia de Rinne
Tras apenas seis meses en el cargo, el primer ministro saliente, Antti Rinne, se vio obligado a dimitir el martes después de que los centristas, sus principales socios, le retiraran su confianza y le amenazasen con respaldar una moción de censura de la oposición si no renunciaba de inmediato.

El triunfo de la moción de censura hubiera conllevado la convocatoria de nuevas elecciones y una muy probable victoria del partido opositor de ultraderecha Verdaderos Finlandeses, al que las últimas encuestas colocan como claro favorito en intención de voto.

Esta súbita crisis política se produce en un momento de horas bajas para los partidos mayoritarios del Gobierno y de auge para la oposición, y coincide además con el tramo final de la presidencia de turno finlandesa de la Unión Europea (UE). El germen de la crisis está en la supuesta mala gestión de Rinne a la hora de impedir un conflicto laboral entre los sindicatos y la empresa estatal de correos Posti, que derivó en una huelga de dos semanas que provocó pérdidas millonarias.

Con información de AFP y EFE

ETIQUETAS: