Ecuador anula el estado de excepción y advierte que las UCI están al borde de su capacidad

El Gobierno de Ecuador anunció que anulará el estado de excepción en acatamiento a un fallo de la Corte Constitucional, que le conminó a adoptar otras medidas

Ecuador anula el estado de excepción y advierte que las UCI están al borde de su capacidad

Ecuador anula el estado de excepción y advierte que las UCI están al borde de su capacidad. Foto: EFE

El Gobierno de Ecuador anunció este domingo que anulará el estado de excepción que aplicó el 21 de diciembre por treinta días para frenar el auge de la pandemia de la COVID-19, en acatamiento a un fallo de la Corte Constitucional, que le conminó a adoptar otras medidas de carácter ordinario.

Además, el presidente del país, Lenín Moreno, en un mensaje televisado a la nación, advirtió de que las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) en la mayoría de hospitales de las grandes ciudades del país se encuentran "al borde" de su capacidad.

La Corte Constitucional, en su fallo emitido el pasado 27 de diciembre, pero difundido recién ayer, sábado, declaró como inconstitucional el decreto ejecutivo de Moreno y recordó que ya había advertido de que no toleraría esas medidas excepcionales, que podrían ser sustituidas por otras de carácter ordinario.

Moreno, en su mensaje de este domingo, dijo que acatará el dictamen de la Corte Constitucional, que recién fue notificado anoche, pese a haber sido emitida días atrás.

Pese a ello, "seguiremos aplicando las medidas que estén a nuestro alcance" para prevenir el auge de la covid-19 en el país, añadió el mandatario, tras asegurar que el único objetivo de su administración fue el de "salvar vidas".

Moreno advirtió de que "las UCI se encuentran al borde" y que en enero se espera que haya un aumento de casos como una "consecuencia natural" del periodo de festividades de Navidad y Año Nuevo, donde se registraron aglomeraciones.

De todas maneras, el gobernante dijo que el Gobierno tiene un "plan de contingencia" para afrontar un aumento inusitado del contagio del coronavirus, que no detalló.

Moreno hizo un llamamiento a los municipios y otros gobiernos locales para que se alineen a los exhortos sobre medidas de prevención y protección ante la pandemia que suele emitir el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), que atiende la situación sanitaria en el país.

El jefe del Estado reconoció que "la pandemia no ha sido superada" y, por ello dijo que en estos momentos "la conciencia ciudadana es mas importante que la gestión de las autoridades" para encarar a la enfermedad virulenta.

"Acudo a todos ustedes para que actúen por voluntad propia, por decisión personal y con responsabilidad", pidió el mandatario a sus compatriotas y recordó que ya ha negociado con la farmacéutica Pfizer la adquisición de dos millones de vacunas para el plan de inmunización en el país.

Insistió en que unas 50.000 dosis llegarán este enero y que el resto arribará a finales de marzo para continuar con el plan de vacunación para proteger a su país, que tiene 17 millones de habitantes.

De forma paralela, Moreno dijo que ha empezado diálogos con la misma farmacéutica estadounidense para la negociación de otras dos millones de dosis.

"Estas son buenas noticias", dijo, pero reclamó la corresponsabilidad de la población para mantener el cuidado sanitario individual mientras dure el proceso de vacunación.

La Corte Constitucional, el máximo organismo de control legal de Ecuador, aseguró que el decreto sobre el "estado de excepción por calamidad pública" ante las aglomeraciones navideñas y la posible circulación de una variante del SARS-CoV-2 surgida en Reino Unido, "no se adecuaba a las normas constitucionales".

La Corte consideró que los estados de excepción se aplican cuando la situación que las provoca no puede ser resuelta de manera ordinaria y que, por ello, se requieren medidas de duración indefinida.

Por esa razón, la Corte remarcó que "un régimen diseñado para ser temporal y excepcional no puede perennizarse mientras dure la pandemia y sus consecuencias".

Además, recordó que previamente advirtió que "no admitirá una nueva declaratoria sobre los mismos hechos que han establecido la calamidad pública en dos ocasiones anteriores con sus respectivas renovaciones".

Ello porque el presidente Moreno declaró el pasado 16 de marzo un estado de excepción que lo extendió hasta septiembre, pese a que la Corte Constitucional ya le había advertido de que no admitiría ese tipo de medidas excepcionales.

Con información de EFE