Cien años después, la Iglesia canonizará a dos pastorcitos de Fátima

El papa celebrará la canonización de Francisco y de Jacinta el próximo 13 de mayo en Portugal

Cien años después, la Iglesia canonizará a dos pastorcitos de Fátima

Procesión de la Vírgen de Fátima, en Portugal. Foto: AFP

Dos de los tres pastorcitos de Fátima, en Portugal, que afirmaron haber presenciado varias apariciones de la Virgen en 1917, serán canonizados el 13 de mayo por el papa Francisco en el lugar mismo donde dijeron que las mismas ocurrieron.

Cien años después de la primera aparición, Francisco Marto y su hermana Jacinta, que entonces tenían 9 y 7 años, respectivamente, se convertirán en los santos más jóvenes de la historia de la Iglesia católica no muertos como mártires.

[LEE: Portugal: Cerca de 200 mil peregrinos llegaron al santuario de la Virgen de Fátima]

El anuncio, hecho el jueves en el Vaticano por el papa, fue recibido con fervor en Portugal: "¡El centenario de las apariciones alcanzará todo su esplendor!", reaccionó el obispo de Leiria-Fátima, Antonio Marto.

Emocionados, los peregrinos presentes en el santuario de Fátima, algunos al borde de las lágrimas, dieron la bienvenida a esta "extraordinaria noticia", según las imágenes de televisión.

Francisco, Jacinta y su prima Lucia dos Santos habrían visto por primera vez a la Virgen el 13 de mayo de 1917, en un campo rocoso de Cova da Iria.

Fruto de familias muy humildes, los tres pastorcitos estaban lejos de imaginar que se convertirían en objeto de culto en el mundo entero.

La ceremonia de canonización, presidida por Francisco, que hará un viaje relámpago de 24 horas a Fátima el 12 de mayo, se llevará a cabo 17 años después de la beatificación de Francisco y Jacinta por Juan Pablo II.

Este último reconoció en 1999 como primer milagro atribuido a los pastorcitos la curación de Maria Emilia Santos, paralizada durante 22 años, que pudo levantarse de su silla de ruedas en 1989.

Para ser canonizados, deben ser acreditados con un segundo milagro por el Vaticano. Algo hecho desde el 23 de marzo. Según el clero portugués, se trata de la curación en 2013 de un niño brasileño con cáncer. (AFP)