11 de setiembre: ¿cómo ha cambiado el mundo desde el ataque terrorista?

El mundo se ha vuelto un lugar más peligroso desde el atentado que acabó con la vida de casi 3 mil personas, según expertos

Atentado del 11 de setiembre. América Noticias

Por: Lucero Chávez (@ruloza)

Son 15 años los que han transcurrido desde que dos aviones se estrellaron contra las Torres Gemelas, emblemas de la ciudad de Nueva York. El 11 de setiembre del 2001, Estados Unidos vivió el mayor atentado terrorista de su historia, un hecho que cambió el mundo para siempre.

[LEE: YouTube: video de ataque a las Torres Gemelas se vuelve viral]

Ese día 2 mil 996 personas murieron a manos de 19 miembros de la red yihadista Al-Qaeda y las secuelas del feroz ataque continúan hasta hoy. Ese hecho marcó el inicio de la llamada "guerra contra el terrorismo" emprendida por el presidente George W. Bush en el 2003 que desembocó en la invasión de Irak y Afganistán, una decisión que tuvo graves consecuencias globales.

"Todo parece indicar que la estrategia de Estados Unidos ha sido contraproducente", dice Farid Kahhat, internacionalista y profesor de Ciencias Políticas de la PUCP. "En el 2001 las muertes por terrorismo no llegaban a 4 mil; sin embargo en el 2013 bordearon los 18 mil. Tras la aparición del Estado Islámico, hoy podemos hablar de 32 mil personas que mueren por terrorismo al año"

En el 2011, Estados Unidos encontró y mató en Pakistán a Osama Bin Laden, líder del grupo terrorista Al-Qaeda, hecho que se celebró como un triunfo histórico por parte del comando élite militar americano. Sin embargo, algunos analistas opinan que aunque Bin Laden fue derrotado, finalmente tuvo algo de éxito en su guerra contra la superpotencia.

"Las fuerzas y políticas americanas están completando la radicalización del mundo islámico, algo que Osama Bin Laden ha tratado de hacer sustancialmente pero sin éxito absoluto desde 1990. Como resultado, creo que es justo concluir que los Estados Unidos aún son un indispensable aliado de Bin Laden", asegura, Michael Scheuer, el jefe de la CIA encargado de rastrear al líder terrorista.

Desde el 05 de junio del 2015, la coalición estadounidense ha emprendido una guerra contra el autodenominado Estado Islámico, un grupo que nació como una rama mucho más radical que Al-Qaeda y cuyos integrantes surgieron de las cárceles americanas en Irak tras la invasión orquestada por el presidente Bush.

"Es la intervención extranjera, una de las raíces del problema, no una de las fuentes de solución", explica Kahhat. Desde su opinión, Estados Unidos tendría que apoyar a los propios estados musulmanes a terminar con los grupos terroristas, sin embargo "existe un establishment" que presiona por más gasto en defensa y acción militar en el exterior.

VOLVER A CONSTRUIR

En el lugar donde estaban las Torres Gemelas – conocido como Zona Cero – ahora se erige un ostentoso One World Trade Center, un complejo de edificios en proceso de construcción que incluye un memorial a las víctimas de los ataques y la estación de metro Oculus, la más cara del mundo con una inversión de cuatro mil millones de dólares.

En una zona exclusiva de Manhattan, las autoridades tuvieron que idear, de manera repentina, qué construir donde antes se erigían ambos icónicos rascacielos. Hace 15 años, Rudy Guiliani el alcalde de Nueva York instó a los ciudadanos a salir de compras para no sentirse atrapados en sus casas. Hoy, los americanos han aprendido a seguir adelante en una sociedad agridulce.

Estados Unidos ha cambiado y no para mejor”, opina Kahhat. “Hay una sociedad muy dividida: por un lado están los jóvenes menores de 30 que son mucho más liberales  que el promedio nacional en casi cualquier tema;  también están los blancos no hispanos con bajo nivel educativo a los que apela Donald Trump y están los jóvenes millenials que votaron masivamente por Obama” y que probablemente lo harán por la candidata demócrata Hillary Clinton.

[LEE: Donald Trump culpa a George Bush por los atentados del 11 de setiembre]

En noviembre, los americanos celebrarán elecciones presidenciales. Si algo ha demostrado la historia es que cualquier decisión del gobierno estadounidense afecta más a la economía y sociedad de otros países que a la suya propia. Hoy el líder de Al-Qaeda Ayman al-Zawahiri  ha amenazado con repetir el 11 de setiembre “miles de veces”. ¿Cuáles serán las políticas para detener esta ola de terrorismo? Mucho depende de lo que suceda los próximos meses.