Urresti afirmó que hubo infiltrados durante protesta contra nuevo régimen laboral juvenil

El ministro del Interior negó abuso de autoridad por parte de la Policía 

El ministro del Interior, Daniel Urresti, negó que la Policía haya usado la fuerza para reprimir la manifestación de miles de jóvenes que salieron a las calles para expresar su desacuerdo con el nuevo régimen laboral juvenil. 

[LEE: Segura a críticos: “Hacen una comparación inválida con el régimen laboral juvenil”]

En ese contexto, dijo que la Policía femenina estuvo presente en primera línea para resguardar la marcha, pero que cuando infiltrados empezaron a agredir a los agentes con piedras, ladrillos y palos, se envió la orden de arrojar gases lacrimógenos para dispersarlos. 

Asimismo, informó que tres efectivos resultaron heridas y contusiones y que incluso uno de ellos perdió piezas dentales tras ser golpeado en el rostro. 

[LEE: Marcha contra ley laboral juvenil terminó con al menos 20 detenidos]

También, Urresti precisó que ya se está investigando bajo qué circunstancias un joven apareció desmayado en el suelo por lo cual se ha ordenado revisar las cintas de las cámaras de seguridad “Si es responsabilidad de un efectivo, tomaremos medidas”, indicó. 

[LEE: Sujeto pintó con spray el Corredor Azul durante marcha por Ley laboral juvenil]

El titular de Interior refirió que durante la protesta hubo 23 jóvenes detenidos en distintas comisarías que finalmente recuperaron su libertad esa misma noche.