Tribunal Constitucional: Oportunidad perdida

Cuatro magistrados señalaron que ya no había tema que analizar al haberse negado el primer pedido de vacancia de Martín Vizcarra

Foto: Cuarto Poder

El Tribunal Constitucional renunció, por mayoría, a interpretar lo que dice la Carta Magna sobre la vacancia por incapacidad moral permanente, lo que ya no permite evitar futuras controversias.

El argumento central de los magistrados que votaron en mayoría por declarar improcedente la demanda competencial es que no tenían nada que presentar.

Es decir, como la demanda competencial fue presentada contra el primer intento de vacancia contra Martín Vizcarra y no se le llegó a vacar, ya no había qué decir al respecto.

Sin embargo, el Congreso concretó la vacancia poco después apelando a la misma causal: la incapacidad moral permanente, un supuesto que no está definido en la Constitución y que el Ejecutivo pidió delimitar al TC.

Según el magistrado Ernesto Blume, no es necesario delimitar el concepto y dijo que su interpretación debe quedar a discrecionalidad del Congreso de turno.

Increíblemente, uno de los fundamentos esgrimidos por los magistrados Ferrero Costa, Miranda Canales, Blume Fortini y Sardón de Taboada dice que la sentencia pone fin a la incertidumbre.

Ni el Ejecutivo ni el Legislativo han descartado la posibilidad de presentar una reforma para delimitar la vacancia por esta causal.

La sentencia del TC deja la puerta abierta para que el Congreso interprete la incapacidad moral a su antojo.