Jack Pintado Sánchez: El último adiós al joven que murió durante la marcha nacional

Familiares y amigos pidieron que Ántero Flores-Aráoz y Manuel Merino "paguen en la cárcel"

Brian Pintado falleció durante protestas en el Centro de Lima

Los restos de Jack Bryan Pintado Sánchez fueron enterrados en un cementerio de Puente Piedra la tarde de este lunes en medio de dolorosas escenas. Los familiares del joven quedaron conmovidos por las muestras de cariño y pidieron que su muerte no quede impune.

“Tienen que pagar por lo que han hecho, han matado a un ser humano. Nunca voy a decir que mi hijo ha sido un héroe, para mí, lo ha sido. Si el Estado lo considera héroe o no, es cosa de ellos”, declaró Óscar Pintado, padre del fallecido.

Ronald Gamarra se encarga de la defensa de la familia de Pintado Sánchez. Según la necropsia, Jack Brian tenía diez heridas penetrantes por proyectiles de arma de fuego.

Durante la tarde, un grupo de familiares y amigos de Jack Bryan Pintado llegó hasta la comisaría de San Martín de Porres donde reclamaron por la muerte del joven durante las protestas contra el gobierno de Manuel Merino.

Mujeres policías con guantes blancos se posicionaron adelante de las personas en un signo a la tranquilidad. Además, el comisario del sector dispuso que la bandera se ponga a media asta.

Los familiares cantaron el Himno Nacional y pidieron justicia por la muerte de Brian Pintado. “Ántero Flores-Aráoz y Manuel Merino deben pagar en la cárcel”, manifestaron.