¿Por qué investigan a Karelim López?

La fiscal Anticorrupción Carla Zecenarro sospecha que algunos malos funcionarios de Provias descentralizado se habrían coludido

Karelim López habría sido una bisagra importante en esta trama

La buena estrella de Karelim López parece haberse apagado. Atrás quedaron los viajes de placer, las copas y las fiestas. Las autoridades ingresaron a su casa, también en Breña, con una orden judicial.

Todo gira en torno a la adjudicación de una obra por 232 millones de soles, otorgada al consorcio Puente Tarata III en la Región San Martín para la construcción de un puente.

La fiscal Anticorrupción Carla Zecenarro sospecha que algunos malos funcionarios de Provias descentralizado se habrían coludido, para favorecer al consorcio ganador a cambio de dinero.

Karelim López habría sido una bisagra importante en esta trama. Lo primero que resalta el documento judicial es que Víctor Malpartida y Edgar Vargas, integrantes del comité de selección de Provias, postergaron sin justificación alguna la presentación de propuestas de las empresas concursantes.

Y esto, por que habrían tenido la intención de beneficiar al consorcio Puente Tarata III, puesto que se buscaba ganar tiempo, para poder completar la documentación requerida para postular a este proceso de selección.

Lo más grave del asunt, es que el Consorcio Puente Tarata III ganó la millonaria licitación, pese a no haber acreditado la experiencia requerida para este tipo de obras.

Otro detalle que reviste gravedad es que dos empresas concursantes estaban vinculadas familiarmente entre sí. Este es un asunto que atenta contra la libertad de competencia y las buenas prácticas empresariales.

Las ofertas económicas que fueron presentadas con sólo 10 minutos de diferencia, eran distintas por apenas 27 céntimos.

En medio del desarrollo del proceso de selección y del otorgamiento de la buena pro, Karelim López jugó un papel crucial y notorio, según la fiscalía anticorrupción.

Acudió a las oficinas de Provias, luego en otras cinco ocasiones a Palacio de Gobierno, entre agosto y octubre, y finalmente se la vio también en los predios de la calle Sarratea en Breña.