Ica, bloqueo y muerte

Al paro de transportistas se sumaron organizaciones de trabajadores agrícolas con una agenda de reclamos que incluía rebaja de precios de la canasta familiar, aumento de salarios y el retiro del peaje de esa zona.

(Video: Cuarto Poder)

Jueves por la mañana. En una escena casi cinematográfica un helicóptero de la Policía Nacional aterriza en medio de la carretera.  

Sólo unas horas antes, la madrugada del jueves, se había logrado despejar la Panamericana Sur en Ica tras 3 días de bloqueos, violencia, desesperación y muerte.

Al paro de transportistas se sumaron organizaciones de trabajadores agrícolas con una agenda de reclamos que incluía rebaja de precios de la canasta familiar, aumento de salarios y el retiro del peaje de esa zona. Bloquearon la Panamericana Sur entre los kilómetros 274 y 290, y como otras veces, la protesta devino en vandalismo.

Aquí se observa cómo un bus de pasajeros intenta avanzar, pero es rodeado y apedreado salvajemente pese a estar repleto de pasajeros.

Imágenes que describen con total crudeza, lo ocurrido durante esta semana en Ica.

Una violenta protesta que, como acabamos de ver, terminó con las instalaciones del peaje totalmente destruidas, además de vehículos apedreados, miles de personas varadas a su suerte, más de veinte policías heridos y un muchacho de solo veinticinco años tendido en el piso sin vida, tras recibir un disparo en la cabeza.

Yhony Quinto Contreras tenía 25 años, había llegado desde Huancavelica junto a su esposa y sus dos hijas de cinco y un año seis meses. Como muchos jóvenes,  buscaba una oportunidad para salir de esa situación de pobreza extrema que ahoga a sus familias. Trabajaba en uno de los fundos agroexportadores ubicados lo largo de la Panamericana Sur.

No es la primera vez que las violentas protestas en esta zona de la Panamericana Sur conocida como el Barrio Chino terminan en tragedia. En diciembre del 2020 dos personas fallecieron durante el paro agrario que reclamaba derogar los beneficios para la agroexportación.

En medio de los enfrentamientos, el secuestro de un brigadier de la Policía Nacional. Son imágenes de cómo una turba enardecida lleva a empujones al suboficial con la clara intención de canjearlo por uno de sus dirigentes detenido por la policía.

Como siempre ocurre en estas protestas violentas, el otro lado de la moneda es el drama de las personas que se quedan varadas. Cientos de viajeros quienes no tuvieron otra alternativa que caminar para intentar llegar a sus destinos.

Tras cuatro días de violencia, una reunión entre representantes del gobierno y dirigentes de la zonas conocidas como Barrio Chino y del sector de expansión urbana consiguió que la madrugada del jueves se levante el bloqueo de la carretera.

Esta es el acta de la reunión llevada a cabo el seis de abril pasado, en la que se detallan las tres demandas que deben de ser cumplidas por el gobierno en un plazo no mayor a 30 días. La reubicación del peaje en el kilómetro 257 de la Panamericana Sur en Pozo Santo, el incremento del salario de los trabajadores y la reducción del costo de los productos de primera necesidad.

Alejandro Ramos Sedano protesta ahora contra el gobierno. Hace 8 meses recolectaba firmas de adherentes como dirigente de Perú Libre.  

La mañana del jueves la calma regresó a Ica, pero se trata sólo de una tregua.

Relacionadas