Policía no tomó como prueba pantalón de Myriam Fefer, ni soga con que la asesinaron

Ambos objetos desaparecieron de la escena del crimen

Por: AmericaNoticias


Dos importantes pruebas desaparecieron misteriosamente de la escena del crimen de la empresaria Myriam Fefer. El pantalón y la soga con la que la habrían asesinado no fueron tomadas en cuenta durante las investigaciones de este sonado crimen.


 


Ambos objetos habrían servido, para determinar si el confeso asesino Trujillo Ospina estuvo solo o no, cuando cometió su asesinato el 12 de agosto del 2006, pues según las fotografías tenían manchas de sangre que nunca fueron analizadas.


 


Asimismo la sangre en la habitación de la víctima no fue sometida a pruebas de ADN. El forense José Pablo Baraybar calificó la investigación realizada por los agentes de la Policía como “una aberración”.


 


Además el cuerpo de la desaparecida empresaria fue desnudado en la escena del crimen para realizar las pericias, cuando según ley se debe realizar en la morgue como lo informó el abogado de Liliana Castro.


 


Por otro lado, la ex pareja de Ariel Bracamonte, Julio Moscol, mintió cuando le preguntaron dónde durmió la noche anterior al asesinato. Incluso se negó a que la Policía registre su casa en Surquillo, porque dijo que perdió las llaves y debía el arrendamiento. Escusas que el mayor, Manuel León, a cargo de la investigación aceptó.