Pesadilla maloliente: Piura bajo el hedor

El distrito de La Unión pide ayuda urgente

Foto: Cuarto Poder

El distrito piurano de La Unión vive un calvario día a día: sus habitantes deben soportar olor a desagüe todos los días, además del intenso calor que se registra en estas épocas del año.

Se trata de los numerosos aniegos de aguas servidas que infestan las calles y que ponen en un riesgo inminente la salud de los vecinos de esta zona.

En La Unión no existe asfalto y la única vía es la Antigua Panamericana. Hace 13 años las personas que viven en este lugar esperan tener al menos servicios básicos. Pasan las gestiones y nadie da soluciones al problema.

Hay una única poza de oxidación donde van a parar las aguas servidas en La Unión y está a 200 metros del pozo que busca abastecer de agua a todo el distrito, pues la que sale de ahí es salitrosa y solo fluye 2 horas al día como máximo.

Tampoco hay una planta de tratamiento de aguas residuales que sí podrían servir para los cultivos de la zona y que tampoco figura en planes de las autoridades.

El Ministerio de Vivienda construyó un pozo para beneficiar a la población pero resultó que el agua  no era apta para el consumo humano. Es decir, otra obra inútil mientras los vecinos sufren la pestilencia de cada día.

ETIQUETAS: