Perdigón que mató a Inti Sotelo no tiene característica de arma de fabricación artesanal, según pericia

Además, el informe concluye que la munición es un perdigón de plomo componente de un cartucho de escopeta

Jordan Inti Sotelo Camargo fue la segunda víctima que dejó la gran protesta nacional del 14 de noviembre

A un mes de cumplirse la muerte de los dos jóvenes que participaron en la gran marcha nacional contra el gobierno de Manuel Merino, salen a luz las pericias balísticas realizadas a una de las víctimas.  La apreciación criminalística del informe forense a Inti Sotelo detalla que el perdigón que lo mató no tiene característica de un arma de fabricación artesanal.

Jordan Inti Sotelo Camargo fue la segunda víctima que dejó la gran protesta nacional del 14 de noviembre último, un perdigón le impactó a la altura del corazón. La tercera Fiscalía Penal Supraprovincial de Lima se hizo cargo de la investigación. A la víctima se le realizaron varias pericias, una de ellas es el informe pericial de balística forense.

La pericia incluye una apreciación criminalística. Detalla que el perdigón examinado puede ser disparado por una escopeta o un arma de fabricación artesanal escopeta, chufla o perdigonera.  La diferencia se encuentra en una parte de la estructura.

Mientras la escopeta presenta un tubo de cañón liso, el arma artesanal tiene un tubo galvanizado con pin percutor. Este punto es importante pues el informe señala que: “El perdigón no tiene características de rozamiento o ranuras que se asemejan a la producidas por un tubo galvanizado.

La estructura del tubo galvanizado es más porosa e irregular, señala el informe, "algunos de estos tubos tienen una soldadura longitudinal que puede dejar su rastro o rozamiento en el perdigón”.  Esto solo deja la posibilidad, según la apreciación balística, que el perdigón que le impactó a Inti Sotelo no fue disparado por un arma artesanal.

Además, la pericia concluye que la munición es un perdigón de plomo componente de un cartucho de escopeta, pesa 3.8 gramos y mide 0.8 milímietros.

A Inti Sotelo también se le practicó la pericia balística en cuerpo humano. Aquí se determina la distancia y la trayectoria del disparo. El documento concluye: “Jordan Inti Sotelo Camargo presentó una herida de curso penetrante con entrada en la región pectoral izquierda. Con trayectoria de adelante hacia atrás, de arriba hacia abajo. Ligeramente de Izquierda a Derecha. Y agrega que no hay características de que el disparo fuera efectuado a corta distancia, siendo la corta distancia menor a 1.50 metros.

El Ministerio público también realizó diligencias en los almacenes policiales de Unidad de Servicios Especiales (USE) y Sección de Operaciones Especiales (SOES).  Lo único encontraron en este lugar fueron perdigones de goma y no los perdigones de plomo cómo el que causó las muertes de Inti Sotelo y Brayan Pintado.