Ositrán: Altos funcionarios del organismo son investigados por la Fiscalía

La presidenta de la institución y un ex gerente de fiscalización están implicados en las pesquisas

Ositrán. Foto: América TV

Ositrán, el principal organismo que regula, supervisa y fiscaliza la infraestructura del transporte público, presenta una serie de problemas al interior de su estructura que lo tiene en la mira.

La presidenta de la institución, Verónica Zambrano, dijo que en promedio el aeropuerto Jorge Chávez gestionaba el paso de unas 10 millones de personas, sin embargo, la cantidad no es exacta: reciben unas 23 millones de personas al año.

Para Ositrán no hay pronta solución para este problema todavía.

Los principales funcionarios, además, están siendo investigados por el Ministerio Público. La presidenta es una de ellas.

La Fiscalía Provincial Coorporativa Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios la investiga por presunto delito de colusión con defraudación patrimonial y negociación incompatible con aprovechamiento del cargo.

Esto habría ocurrido cuando ocupaba el cargo de gerente general de la Autoridad Portuaria Nacional. Zambrano aprobó un expediente técnico para la obra de herramientas tecnológicas para la gestión del terminal portuario.

Pese a que debió ser considerado una obra mínima se le consideró una inversión adicional que perjudicó al Estado con más de 2 millones 900 000 soles.

En el informe de Contraloría sobre el caso también está incluido el gerente de supervisión y fiscalización, Francisco Jaramillo. Este también afronta otra investigación por el caso Lavajato.

Jaramillo habría beneficiado al consorcio Supervisor Pisco, integrado por la empresa Typsa, incorporando modificaciones para favorecerla como miembro del comité especial. Según un colaborador, se aseguró la obra a cambio de pagos de 100 000 dólares y 83 600 dólares.

La presidenta de Ositrán, al conocer la denuncia, sacó a Jaramillo de la gerencia pero no lo dejó fuera de la institución.

Lo curioso es que la defensa del funcionario es pagada por la misma Ositrán, con dinero del Estado. Uno de estos defensores cobra 40 000 soles por cada caso. Pero este pago es legal y se debe reintegrar en caso se encuentre culpable al investigado.

LEE TAMBIÉN: Crisis en el Aeropuerto Jorge Chávez: Reclamos, acoso y comercio ambulatorio