Odebrecht: abogado de José Graña da su versión respecto a la cesión de utilidades

Señala que este concepto formaba parte de uno más amplio llamado compensación por liderazgo

Daniel Linares es abogado de José Graña Miró Quesada

La maratónica sesión comenzó a las 9:30 de esta mañana sin que ninguno de los imputados estuviera presente. Tan solo los abogados de los exsocios peruanos de Odebrecht para la construcción de la Carretera Interoceánica.

LEE MÁS | Comisión Lava Jato recibirá este lunes 4 a Salomón Lerner Ghitis

La solicitud fue efectuada por el fiscal Hamilton Castro, quien investiga el caso de la Interoceánica Sur. Cómo se sabe, Jorge Barata, el ex hombre fuerte de Odebrecht en el Perú, sostuvo a comienzos de año que la compañía acordó un pago de 20 millones de dólares con el expresidente Alejandro Toledo a cambio de que la empresa obtuviera la licitación de la carretera Interoceánica Sur. Algo que finalmente se consiguió y se materializó con la firma del contrato en agosto de 2005.

Esta semana, la fiscalía decidió primero ampliar la investigación preparatoria por este caso contra altos funcionarios de Graña y Montero, JJC Contratista Generales e Ingenieros Civiles y Contratistas Generales, empresas peruanas que en esa época integraron el consorcio ganador junto a Odebrecht.

Luego, pidió orden de detención preventiva contra los mismos: José Graña Miró Quesada, Hernando Graña Acuña y José Ferraro Rey de Graña y Montero; Fernando Camet Piccone de JJC Contratistas Generales y José Castillo Dibós Ingenieros Civiles y Contratistas Generales.

¿Cuáles son los pilares en los que descansan las nuevas demandas de la Fiscalía? Básicamente, en los dichos de Barata. Según el Ministerio Público, Barata ha señalado que las demás empresas consorciadas con Odebrecht en este proyecto sí tenían conocimiento del acuerdo ilícito con Toledo. Que el tema fue “conversado” con los miembros del directorio de estas firmas y que estos se comprometieron a asumir la parte del dinero que les correspondía para el soborno a través de la distribución futura de utilidades.

Para ratificar sus dichos, Odebrecht entregó información a la Fiscalía: actas de la junta general de accionistas del consorcio, en donde se establecía un reparto de utilidades algo suigeneris teniendo en cuenta el porcentaje accionarial del consorcio: Odebrecht tenía el 70% de las acciones, Graña y Montero el 19%, JJC Contratistas Generales el 7% e Ingenieros Civiles el 4%. La Fiscalía realizó un peritaje a los tres consorcios que Odebrecht formó con las empresas peruanas para este proyecto: CONIRSA, Consorcio Tramo 2 y Consorcio Tramo 3.

Las tres empresas peruanas cedieron buena parte de sus utilidades a favor de Odebrecht en la junta de accionistas del 1 de junio de 2011. Un ejemplo, en lo que respecta a Conirsa, a Odebrecht le correspondían 110 millones 274 mil soles de utilidad, pero en realidad recibió 136 millones 127 mil soles. Esto debido a que las empresas nacionales le dieron 25 millones 853 mil soles de sus utilidades. En total, contando los tres consorcios que formaron todas estas empresas en torno a la Interoceánica, las peruanas le cedieron a Odebrecht de sus utilidades un monto de S/.41’499,688 soles, algo de 15 millones de dólares.

El desagregado es el siguiente: Graña cedió la suma de 6 millones, 629 mil dólares, JJC Contratistas Generales US$ 5 millones 641 mil, e Ingenieros Civiles 3 millones 223 mil dólares. La cesión de estas utilidades se justificó bajo el concepto de riesgos adicionales asumidos por Odebrecht y que fue aceptado por el resto de empresas. Los abogados de las empresas consorciadas señalan que este concepto formaba parte de uno más amplio llamado compensación por liderazgo.

Odebrecht dice: yo cree esto, yo he hecho el expediente y yo voy a conseguir el financiamiento. Y eso tiene un valor y es el 3% de todo lo que facturemos, las consorciadas le dice no, eso mucho y empieza una negociación que está documentada. Se determina que te vamos a pagar por liderazgo 1.5% de los ingresos totales siempre que las utilidades sean de 23.5% o menos y si las utilidades son mayores a ese margen vas a ganar 3% pero ¿Cuando vamos a liquidar esta compensación de liderazgo? Cuando termine la obra”, dijo Daniel Linares a Cuarto Poder. 

Daniel Linares es abogado de José Graña Miró Quesada, entonces ejecutivo de la constructora peruana, ahora alejado de la misma. Él sostiene que la compensación de liderazgo, materializado en la cesión de utilidades se dio en el marco de una operación más grande, cuando Odebrecht decidió comprar el 19% de las acciones de Graña en junio de 2011 y acabar con su participación en el consorcio.

“En junio de 2011 dicen proyectemos la finalización de la obra, Graña se va, compremos esa parte y liquidamos todas las utilidades y en ese momento se liquida la compensación de liderazgo. Los tres consorcios se liquidan y se ve a quien le correspondía cada uno, 2011 Toledo no era presidente del Perú y los montos que salen son más a los 15 millones de dólares que están hablando”, dijo Daniel Linares.

LEE MÁS | Odebrecht: abogados de empresarios de socias entregaron pasaportes al juez

El tema fue objeto de debate en la sustentación del fiscal Hamilton Castro el día de hoy por la tarde. La Fiscalía sometió la operación de cesión de utilidades a peritajes y ha recalcado que la Sociedad de Auditoría Pricewaterhouse Coopers, auditor externo de estas empresas, no haya observado ni comentado esta operación.