OAS: Testigo revela pistas clave sobre caso del hospital del Cusco

Reuniones, acuerdos y presuntas coimas. Así habría operado OAS en Perú de la mano de autoridades políticas

OAS firmó con la Fiscalía peruana un acta de entendimiento. Foto: Cuarto Poder

Seis años después de que se pusiera la primera piedra para la construcción del hospital Antonio Lorena del Cusco, la construcción a cargo de OAS sigue paralizada. 
Solo se ejecutó el 47% de los trabajos en medio de denuncias de pagos de fondos que provenían de la Oficina de Coimas de OAS, un símil a la Caja 2 de Odebrecht.

La información ha vuelto a la paletras luego de que esta semana la Fiscalía peruana cerrara un acuerdo de colaboración eficaz con la constructora OAS para que cuente a quiénes se sobornaron y a quiénes se pagaron campañas.

Las obras en cuestión que la empresa realizó son el hospital Lorena, Línea Amarilla, el Bypass 28 de julio, el Centro de Convenciones Lima, el proyecto de trasvase de agua Huascacocha, la carretera Quilca Matarani o la Lima Canta.

El costo de estas obras superan los mil millones de soles. Ahora, uno de los profesionales que participó en el proceso del hospital Lorena del Cusco decidió revelar detalles de lo que pasó con la obra.

El testimonio

La persona, quien no ha querido revelar su identidad, ha asegurado que hubo "actos de corrupción en el sentido que el expediente técnico final fue hecho por un monto que no corresponde a ningún sustento técnico", aseguró.

Esta partida de dinero fue pactada, según ha comentado. También ha sido partícipe de reuniones que tuvieron altos funcionarios del Gobierno del Cusco, representantes de OAS y la empresa de supervición de trabajos, Cesel.

Cuenta que OAS elaboró un expediente técnico que pronto quedó desfasado porque se encontró con problemas estructurales que no estaban contemplados en el estudio de prefactibilidad ni en el programa médico arquitectónico.

Al iniciar trabajos, OAS se percata de un potencial riesgo infeccioso en las áreas materno infantil y hemodiálisis. Para evitar riesgos debía demoler ambas y construir nuevas. Esto no estaba en el expediente técnico.

El Gobierno Regional debió resolver el contrato con la constructora brasileña y convocar a un nuevo proceso con otro expediente pero no lo hizo.

"El gobierno Regional y el supervisor no vieron mal que se continuara con el proceso. La verdad es que ninguna de las dos partes hizo muchas objeciones. Su único problema era buscar una justificación para hacer esto", dijo.

"Eran conscientes de que esto no era la vía regular, pero la verdad es que al interior de estas reuniones, lo que suele escucharse de todas partes es que la formalidad vendrá después", aseguró.

Al parecer, según el testimonio del testigo, la consigna era que sea OAS la única que realice esa obra. 

"Había presiones (para sacar la obra) del Gobierno Regional. Todos estaban dispuestos incluso a cambiar fechas de documentos, a hacer cosas que cuadren de la forma que sea", señaló.

También señaló que todos los actores implicados en la obra sabían que estaban trabajando en cambios de fechas a los documentos para que cuadren y se justifiquen.

"El supervisor sabía, el GORE sabía, OAS sabía, todos sabían. En realidad podría llegar a ser colusión en agravio del Estado", contó.

Y al no poder hacer un expediente técnico nuevo entonces comenzaron las adendas. "Vinieron una serie de adendas, siempre están ligadas las del constructor con las del supervisor. Son entre 8 y 17 adendas", apuntó.

Además, el exconsejero Regional del Cusco, Milton Barrionuevo, ha revelado que hubo una reunión en Lima en 2011 entre Jorge Acurio, Nadine Heredia y el funcionario de OAS en San Isidro.

"Bueno, pusieron en acuerdo para darle la construcción del hospital Lorena a cambio de dos hechos. Se había acordado una coima de 7 millones de soles, de los cuales 3 millones iban a la región, a Acurio Tito y 3 millones a la campaña del Nacionalismo porque las elecciones eran en abril", contó.

LEEOAS habría operado en el Perú con ‘caja 3’ para aportes de campaña

LEEProcurador: Acuerdo con OAS se firmará más rápido que con Odebrecht

ETIQUETAS: