Mujeres tripulan el BAP Unión y cambian la historia en la Marina de Guerra

La igualdad en la institución lleva a hombres y mujeres a poner sus talentos al servicio de la armada peruana

Mujeres tripulan el BAP Unión y cambian la historia en la Marina de Guerra

Las mujeres del BAP Unión. Foto: América TV

El Buque de la Armada Peruana Unión (BAP Unión) es un trozo de Perú sobre el mar, hecho totalmente en nuestro país tiene a mujeres valerosas que son parte importante de su desempeño.

Son mujeres ágiles, fuertes y veloces que entre sus tareas tienen el subir al mástil y bajar a cubierta para motivar a su personal.

La maniobrista Celia Tuesta es la encargada de esta función.

"Estoy encargada del palo trinquete. Soy la más antigua, parte de la cubierta de la proa. Así como hay contramaestres masculinos, soy la primera contramaestre aquí a bordo", dice.

Así como ella, hay otras mujeres en diferentes funciones. No importa el género, aquí todos son marineros y queda demostrado que la fuerza no es exclusiva de quien tiene los bíceps más grandes.

El capitán de navío, Kurt Böttger, opina en la misma dirección: "No hay lugar para esa construcción antigua del mundo. No hay distinción de tareas para hombres y mujeres", dijo.

La teniente 1ra Donatella Plasencia, jefe de logística del BAP Unión también destaca la oportunidad que tienen para desarrollar sus capacidades y talentos.

"Este año somos tres mamás embarcadas. Esperemos que el próximo seamos más y que se rompa el mito de que una mamá no puede embarcarse", mencionó.

"Todas tenemos oportunidad y seguir la línea de carrera. Ser mamá no te limita a ser miembro de la armada", dijo Plasencia.

Junto a ellas también tripula el BAP Unión Valeria López Torres, una cadete de 3er año que cumple labores en la embarcación.

"Mis compañeros decían que era raro, nunca habían escuchado de una mujer en las Fuerzas Armadas. Era la primera opción, quería hacer algo diferente", dijo.

Como ella, Maricielo Ochoa, también cadete de 3er año aseguró que tiene grandes aspiraciones y que anhela ver a más mujeres en la carrera naval.

"Yo quisiera llegar a lo más alto en el ámbito de la armada para una mujer y llegar a ser la directora de la Escuela Naval del Perú", comentó.

Mientras tanto, el viento continúa soplando fuerte y moviendo la embarcación sobre el mar mientras sobre este, la historia viva se sigue escribiendo con mujeres valientes que están cambiando los paradigmas de la institución castrense a base de puro talento e inteligencia.

LEE TAMBIÉN: Chorrillos: aún no pueden recuperar cuerpo de pescador en playa La Chira