Tatuaje delató a ladrón que asaltó joyería de familia de Adrián Zela

Sujeto que robó joyería se sometió a radical cambio, pero este detalle permitió que peritos del Ministerio Público pudieran dar con su identidad

Tatuaje delató a delincuente.

UNIDAD DE INVESTIGACIÓN

La última vez que se le vio tenía una apariencia. Ese día atracó una joyería en pleno corazón de Miraflores, pero luego sufrió un cambio radical. Para evitar ser reconocido, se cortó el pelo, asesinó sus bigotes, eliminó unos kilos del cuerpo y se quitó los anteojos que llevaba consigo.

“Hay todo un cambio, el señor estaba más delgado y en el vídeo está de contextura más gordita. Cuando ha venido acá no tenía ni barba ni chivas, tenía el cabello negro, tenía el cabello castaño que es su cabello original. Qué nos quiere decir eso que esta persona ha ido preparada para que no pueda ser identificada”, dijo Danny Humpire Molina, gerente de Peritajes del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público.

Pero los peritos que examinan a José Carlos Rabanal Ancho, alias “El Gringo”, tienen la responsabilidad de identificar plenamente al ladrón. Ellos examinan una y otra vez el aspecto de este sujeto de 29 años de edad. Y comparan su imagen con la captada por las cámaras de seguridad el día del atraco, el 19 de enero último en la joyería El Diamante. “El diablo está en los detalles”, repite Humpire. El refrán es una máxima de su trabajo.
 
"Hemos encontrado un tatuaje en forma de la A con la letra gótica, que vendría ser por su apellido Ancho", mencionó Humpire. El ladrón tatuado nunca imagino que ese pequeño detalle lo delataría. Esa “A” impresa en su piel que hacía honor a su apellido, terminó por arrastrarlo hasta las manos de los expertos. Pero no es lo único.

Humpire Molina señaló que esa característica sumada a las características únicas de la cara como del pabellón auricular nos permite establecer que es la misma persona. Rabanal Ancho luce tatuajes en espalda y brazos. Pero el que lleva en la mano ha permitido a los especialistas establecer con certeza su participación en el robo a la joyería El Diamante, de propiedad de la familia del futbolista Adrián Zela.

“Y eso en el mejoramiento de imágenes lo hemos encontrado. Esta mancha es compatible con este tatuaje”, indica el Gerente de Peritajes del Instituto de Medicina Legal del Ministerio Público.   
                        
Las características en su rostro también han sido contundentes. “Y esta parte es fundamental la forma de la región bucal, la forma de los labios y esto de la región nasal”, explica Humpire.

El trabajo de los expertos de la Gerencia de Peritajes del Ministerio Público ha sido clave. “Basados en la tecnología que hoy contamos para hacer este tipo de trabajo usando un scanner facial de tres dimensiones. Usando los programas del Amped Five para mejorar las imágenes hemos podido decir hoy en día que sí es una identificación positiva”, apunta Humpire.

LEEMiraflores: delincuentes fingieron ser clientes y robaron a turistas

LEEMiraflores: caen delincuentes que habían asaltado a administrador de karaoke