Kenji Fujimori: ¿qué dijo ante la Fiscalía sobre su hermana Keiko?

Fuentes cercanas a Alberto Fujimori indicaron que intercedió con su hijo a favor de Keiko     

Kenji Fujimori: ¿qué dijo ante la Fiscalía sobre su hermana Keiko?

Congresista Kenji Fujimori. Foto: captura de TV

Él se apoya en su padre, pero su hermana lo considera un árbol caído. Un dicho japonés dice así: “Si lo piensas decídelo. Si lo decidiste no lo pienses”. Kenji Fujimori lo pensó dos veces, pero su hermana solo una: ni misericordia ni perdón al paredón.    

El 20 de marzo se hicieron públicos los ‘Mamanivideos’. Le costaron la presidencia a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) y le pueden costar la curul y 10 años de inhabilitación en la función pública a tres congresistas, incluido Kenji Fujimori

LEEMaritza García: Se debe dejar trabajar al Gabinete, darle el voto de confianza

En un video, el último de los Fujimori, aprovechó para anunciar el fratricidio. Amenazó con contar todo lo que sabía sobre la financiación de Fuerza Popular. Hay que decir que antes de que estallaran los ‘Mamanivideos’, la fiscalía de Lavado de Activos ya lo había citado para el 6 de abril en calidad de testigo.     

Al día siguiente de su amenaza grabada, el 26 de marzo, uno de sus abogados se presentó ante el fiscal de lavado José Domingo Pérez, para sondear qué figuras legales le podía ofrecer para mantener en reserva lo que pensaba decir. Es decir, Kenji no solo amenazó vía video sino que además envió a su abogado para ver en qué términos ejecutaba parricidio político. 

Quedaron en reunirse al día siguiente con Kenji Fujimori, pero en vez de reunirse con el fiscal Pérez se fue directamente a ver al fiscal de la Nación quien lo investiga por su participación en los ‘Mamanivideos’. 

Contra todo pronóstico el fiscal Pérez no fue convocado a esta reunión. Y llegó el 6 de abril, el día que tenía que presentarse ante el fiscal de lavado de activos y a última hora su abogado pidió reprogramar la cita. Ese mismo día el patriarca daba por primera vez declaraciones. Quería que se supiera que le habían detectado un bulto en el pulmón, que en apariencia no era maligno, pero que si requería supervisión y de paso aprovechaba para sacar la bandera blanca.

Horas más tarde, el desaparecido de las redes Kenji Fujimori reaparecía cual hijo pródigo. Su cita con el fiscal de lavado se reprogramó para el lunes 16 de abril. No volvió a haber comunicación con el fiscal. Vía Twitter, Kenji quiso mostrarse con su padre pescando.
 
Y llegó el lunes y Kenji no dijo nada, mejor dicho sí dijo: dijo que ponía las manos al fuego por su hermana, que no sabía nada sobre posibles aportes de la empresa Odebrecht al fujimorismo y solo atinó a señalar tímidamente a Adriana Torralba de Cortés, como la tesorera en la sombra de Fuerza Popular y de Fuerza 2011. 

Pero no dio mayores detalles. Dijo lo que ya sabía la fiscalía. Es más, Adriana Torralba de Cortés ya prestó declaración ante la fiscalía. 

LEEKenji Fujimori solicitó que se archive denuncia constitucional en su contra

En resumidas cuentas, atacó de costado al partido, pero puso las manos al fuego por la familia, por su hermana. Un pensamiento, por cierto, muy albertista, los malos son los que rodean a Keiko no ella.  

Los que estuvieron presentes en su declaración ante el fiscal Pérez aseguran que hablaba tan bajo que no lo escuchaba ni el cuello de su camisa. Dicen además que el fiscal estuvo a punto de suspender la audiencia porque en cada palabra que decía buscaba la aprobación de su abogado.

Luego de prestar su declaración ante la fiscalía, Kenji Fujimori no se ha vuelto a reunir con sus 12 apóstoles, solo ha aparecido acurrucado a su padre. 

En Fuerza Popular aseguran que no temen a lo que pueda decir o hacer Kenji Fujimori. Aseguran que si sabe algo es pecata minuta, aunque dadas las circunstancias cualquier detalle puede ser relevante. Kenji Fujimori ha vuelto a ser citado por el fiscal de lavado de activos, aunque todavía no hay fecha determinada.

Entonces se le preguntará por la campaña del 2011. Desde el lado Advenger del fujimorismo dicen que tiene alguna cosa que decir sobre los famosos cocteles y rifas varias. Lo que parece claro a estas alturas es que si dice algo no será para atacar a su hermana. 

Fuentes cercanas al patriarca aseguran que él no supo ni aprobó la amenaza lanzada por Kenji de contarlo todo. Dicen también que no le gustó nada cuando renunció a Fuerza Popular ya con PPK fuera de la presidencia. 

Aseguran que frenó todo lo que pudo esa idea de Kenji y sus Advengers de crear un partido propio: Cambio 21. Cuentan también que el patriarca se reunió con Keiko antes de que se hicieran públicos los ‘Mamanivideos’ y que ella le advirtió de lo que se venía. Sin embargo, lo que más le habría preocupado y molestado a Alberto Fujimori fue la referencia hecha por Kenji a su indulto. 

Kenji fue su estandarte para lograr la libertad, pero ahora el panorama es otro con PPK fuera de palacio. La Corte Interamericana de Derechos Humanos se va a pronunciar en breve sobre la legalidad de su libertad y ha quedado demostrado que en el procedimiento hubo serias irregularidades: dobles actas médicas, informes que nunca llegaron, reglamentos que se cambiaron con nombre y apellido, premuras inusitadas, y además los ‘Mamanivideos’ ahondan en esa idea del trueque hecho entre PPK y Alberto Fujimori, yo te dejo libre y tú me ayudas a que no me vaquen.

La postura y la presión que ejerza Fuerza Popular frente a la recomendación que haga la Corte Interamericana será vital para él. Necesitó a un hijo para salir y ahora necesita a su hija para seguir afuera.   

Por lo pronto, está inmerso en el caso Pativilca y el fiscal ha pedido para que se le impida salir del país y comparecencia restringida.

Hijos que pueden morir matándose y matando de paso su legado. No solo está abierto el caso de la financiación del partido y los ‘Mamanivideos’, también está Limasa y la sobrevivencia del indulto.

LEEMamani acudió a Fiscalía para entregar reloj de grabaciones

Llegados a este punto, Keiko parece incontrolable y Kenji, aunque rebelde, con ideas y ambiciones propias, sigue acurrucándose a su lado. 

Alberto Fujimori, el padre de Keiko y de Kenji, y el padre del fujimorismo. Hermanos de padre y hermanos de sangre. La historia ha demostrado que subestimarlos es un error.