Las irresponsables fiestas COVID-19

Las personas hacen caso omiso a las normas de prevención y celebran de manera clandestina con invitados 

Foto: Cuarto Poder

Locales abarrotados de gente, restaurantes que funcionan como bares o discotecas y otros son imágenes en plena pandemia por COVID-19 que se han repetido en diferentes ciudades como Lima y otras.

Según reportaron medios como Portal Jurídico LP, locales como Dragón del Sur, Floripa y Hunna no solo desacataban la ley sino que no se cumplía con normas sanitarias.

La ley debería ser igual para todos porque, pese a la redundancia, así lo dice. Las personas hacen caso omiso a las normas de prevención, celebran de manera clandestina con invitados y se exponen a la mano dura de una policía que no siempre pesa igual para todos.

En Huancavelica, en la plaza de toros Matías Escobar de Huallanay, la muerte vino en una fiesta taurina. Dos hombres fallecidos y cuatro heridos por las cornadas y todo el resto expuesto a la enfermedad.

En Aricapampa, sierra de La Libertad, más de 200 personas celebraron una fiesta patronal. Hubo un concierto que duró tres horas y nunca llegó la Policía. En ese departamento ya hay 4119 fallecidos y más de 72 000 contagiados.

Las fiestas se suceden en diferentes puntos del país, desde el oriente, norte, sur hasta los distritos más populosos de Lima. Incluso algunos grupos como Armonía 10 o Chacalón Jr. pretendían hacer conciertos. Mientras todo esto ocurre, los casos continúan al alza y la incertidumbre crece.

ETIQUETAS: