Independencia sin bandera: Los cuestionamientos al alcalde del distrito, José Pando

El alcalde José Pando afirma desconocer las inconsistencias encontradas en los gastos del municipio que él dirige

Una vez que Pando se instaló en el sillón municipal, las cosas cambiaron. Foto: Cuarto Poder

Marco Antonio Ramírez es el primer regidor de Independencia. En el 2016 se integró a la plancha municipal del partido Siempre Unidos, por invitación de José Pando, con quien dice mantenía una cercana amistad. 

Una vez que Pando se instaló en el sillón municipal, las cosas cambiaron. Para empezar, todo indica que ya dejó de ser “misio” y sepultó muy profundamente la principal bandera por la que fue elegido.

Lo primero que Ramírez denunció fue la contratación de trabajadores fantasmas.
El aspirante a colaborador eficaz es Isac Barrueta, empresario vinculado al negocio de la construcción, que decidió confesar a la justicia que era parte de una trama de coimas y acuerdos bajo la mesa. 

Es decir, el empresario aportó medio millón de soles a la campaña de José Pando y cuando este salió electo, le devolvieron el favor a través de pagos simulados a trabajadores municipales que no existían. 

El segundo despacho de la fiscalía especializado en delitos de corrupción de funcionarios sometió el contrato laboral de esta persona a una pericia para verificar la autenticidad de su firma y huella digital, que demostró de inmediato que eran falsas. Y como la de ella, se consignaron firmas de al menos 4 personas, todas poco verosímiles y hoy materia de la investigación. 

Los titulares de las firmas, casi todos, declararon que jamás habían trabajado para la municipalidad y que, mucho menos, recibieron dinero alguno. Firmas falsas que justificaban desembolsos ilícitos que, hasta ahora, llegan a los 40 mil soles. 

El alcalde José Pando afirma desconocer las inconsistencias encontradas en los gastos del municipio que él dirige.

El aspirante a la colaboración eficaz declaró a las autoridades que, a cambio de su generoso apoyo económico a la campaña de Pando, le otorgaron también, sin mayor trámite, la buena pro de una obra pública.

Se trata de un muro de contención que protegería a los pobladores de esta ladera en caso de eventuales desprendimientos de rocas sobre sus modestas viviendas. Pero el alcalde asegura desconocer los detalles de la contratación.

La empresa vinculada al amigo del alcalde ganó contratos con la municipalidad de Independencia por un monto total de 3 millones y medio de soles entre el 2019 y el 2020.

La fiscalía ha logrado verificar abonos a las cuentas bancarias del alcalde Pando provenientes de la familia propietaria de esa empresa. Cerca de 30 mil soles en al menos 9 transferencias que entraron a las arcas personales de este funcionario público que, al preguntarle sobre el tema, siguió repitiendo como un mantra, el consabido ‘no sabe, no opina’. 

El 22 de setiembre decidió allanar la casa del alcalde para completar la información que ya había acopiado sobre el caso.

Un denunciante que, por confesar la verdad, ahora teme por su vida. Un modesto distrito limeño con múltiples problemas y necesidades, cuyos pobladores se ven traicionados por autoridades entregadas solo al enriquecimiento ilícito a través del presupuesto que les asigna el Estado. 

Un alcalde que, luego de enterrar las banderas con las que llegó al cargo, responde que “mayormente desconoce” cuando se le pregunta por las flagrantes irregularidades en su gestión. Esperemos que el ministerio público ponga las cosas en su sitio y ofrezca las respuestas que el alcalde se niega a dar.