El Gobierno de Ollanta Humala y su tensa relación con fujimoristas y apristas

Gobierno nacionalista se caracterizó por sus constantes enfrentamientos con la oposición

El Gobierno de Ollanta Humala y su tensa relación con fujimoristas y apristas

Video: América Noticias

Durante los cinco años del gobierno de Ollanta Humala, la relación con los partidos de oposición como el fujimorismo y el aprismo fue tensa.

Desde que asumió la presidencia y juró por la Constitución de 1979, abrió una zanja en su relación con el fujimorismo. En setiembre de 2012, la relación parecía poder mejorar cuando Humala dijo que la familia de Alberto Fujimori podía presentar un indulto a su favor, sin embargo todo fue en vano pues el pedido fue negado a mediados del año 2013.

Desde entonces, la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, llamaba a  Ollanta Humala como el ‘Capitán Carlos’, apelativo que usó un ex narcotraficante.

Ese mismo año, una moción de la bancada nacionalista propuso otorgar facultades a la Comisión de Fiscalización del Congreso para que se investigue a la lideresa de Fuerza Popular por un presunto desbalance patrimonial y enriquecimiento ilícito, sin embargo no fue aprobado.

Situación contraria pasó con el ex presidente Alan García cuando se creó la llamada ‘Megacomisión’, grupo liderado por el entonces congresista nacionalista Sergio Tejada para investigar presuntas irregularidades en el segundo gobierno aprista.

Poco después, Alan García acusó al Ejecutivo de estar tratando de buscar la “reelección conyugal”, en referencia a una posible postulación a la Presidencia de la primera dama Nadine Heredia, término que fue acogido por los detractores del gobierno nacionalista.

Luego Nadine Heredia acusó a García Pérez de “mover sus tentáculos” para salir limpio “de polvo y paja” de la investigación de la Megacomisión, ataque que le fue devuelto en enero de 2015 con el caso de Martín Belaúnde Lossio y luego con el caso de las agendas de la primera dama. 

El mandato del presidente Ollanta Humala empezó con la mayoría en el Congreso  sin embargo no estará representado en el próximo quinquenio.  Alan García perdió las elecciones y se fue a radicar a España, mientras que Keiko Fujimori no logró el sillón presidencial, pero colocó 73 congresistas  en esta nueva gestión.

ETIQUETAS: