Gerald Oropeza: la historia de uno de los hombres más buscados

Sin duda, es la pieza clave para resolver el caso más sonado de narcotráfico en los últimos años.

Gerald Oropeza: la historia de uno de los hombres más buscados

Gerald Oropeza López. (Vía: Twitter)

Una vida de lujos y derroche; de mansiones, de autos costosos, viajes, fiestas a todo dar y llenas de varias mujeres; una fantasía hecha realidad, así era la vida de Gerald Oropeza.

Su gusto por la velocidad hizo que salga a luz en febrero del año pasado. Al volante de un AUDI blanco; chocó en la avenida Javier Prado. Según testigos, sucedió cuando realizaba piques ilegales. 

El primero de abril en San Miguel, un estallido lo cambió todo: la camioneta Porsche Cayenne Turbo S en la que se trasladaba fue atacada por sicarios con pistolas, fusiles y granadas. Gerald Oropeza López, junto con sus amigos Carlos Sulca, Juan Fidel Berrios y modelo Olenka Cuba se salvaron de la muerte.

Regresaron de Cancún donde pasaron días de gozo. Tras el atentado, Patrick Zapata Colleti, desconocido hasta entonces, llegó al lugar preocupado por Oropeza. A la mañana siguiente, salieron a la luz los vínculos del hombre conocido como el 'Tony Montana' peruano. 

La fortuna que amasó el empresario de 34 años tiene un origen ilícito para la Policía. Es indicado como el líder de una organización internacional dedicad al tráfico ilícito de drogas. 

Según las investigaciones, Gerald Oropeza era el encargad de acopiar la droga que salí del puerto del Callao hacia Europa. La otra pieza clave es Brian Camps Gutiérrez – quien ya fue capturado en Italia –  su mano derecha quien estaría encargado de viajar a los diferentes países para recoger el dinero producto de la venta de la droga. 

Oropeza, dueño de Sergero S.A.C ha negado, mediante sus abogados, todas las imputaciones; pero para el Ministerio Público los ingresos y los millonarios gastos no cambian. 

Zapata Coletti murió a manos de los mismos sicarios del atentado en San Miguel. Querían evitar que hable más de la cuenta. Se volvió un prófugo de la justicia desde el 22 de abril cuando se dictó orden de captura para él y para 7 más.

Tuvieron que pasar más de cinco meses para que aparezca. Fue capturado con un polo, sandalias y shorts en el paradisiaco balneario de Salinas en Ecuador.

Sin duda, es la pieza clave para resolver el caso más sonado de narcotráfico en los últimos años.